El imperioso rigor informativo

Ricardo Hepp

Ricardo Hepp

El representante del Lector tiene como función defender la voz del público, acoger cuestionamientos, críticas u objeciones para dar solución a los problemas que pueda originar la manera en que el diario presenta sus contenidos, velando siempre por que se cumplan los estándares éticos y profesionales del periodismo. El Representante del Lector se pronunciará sobre la base de los reclamos de los lectores o que por iniciativa propia considere que deben comentarse.
Para contactarse con el Representante del Lector puede enviar un mail a lector@latercera.com

LAS INFORMACIONES breves, que tanto aprecian los lectores que buscan acceso rápido con mínima exposición, han ido cobrando importancia en las páginas de los diarios. Pero el tratamiento breve debe ser, además de fidedigno, claro y también ofrecer contexto. Escribir en pocas líneas es por lo general más difícil que hacerlo de manera extensa y, por cierto, como todo material periodístico, demandan una rigurosa revisión previa. Varios lectores han escrito en las últimas semanas para denunciar errores en informaciones breves, que si bien no parecen tan graves, resultan molestas y comprometen la credibilidad.

 

René Muñoz S. indica que en la edición del pasado 24 de marzo, en Deportes, figuran cuatro noticias muy breves. Una de ellas dice “Jarry, nuevo uno de Chile”. Se refiere al tenista Nicolás Jarry y el texto dice: “se convirtió en el nuevo número uno del mundo”. Más adelante se ponen las cosas en su lugar: tras quedar 192 y aprovechar la pérdida de 22 posiciones de Hans Podlipnik, Jarry quedó en la fecha como número uno de Chile. Pero, no más.

 

Otra información breve, publicada el domingo 15 de marzo, se titula: “Nuevas motos que se inscriban portarán una sola patente trasera”. La declaración se le atribuye al ministro de Transportes y Telecomunicaciones. El lector Eduardo Kronefeld pregunta: “¿antes portaban más de una patente?”. Recién al final del artículo se resuelve el punto: “las motos recibirán sólo una placa patente para ser instalada en la parte trasera del vehículo”.

 

El lector Walter Baliero señala que la construcción de un título exige poner las cosas en orden, para evitar ambigüedades. Señala que en una información breve publicada el 19 de febrero, se citan palabras del comandante de la Guardia Suiza del Vaticano, y el diario titula: “Estamos listos para intervenir y defender al Papa del Estado Islámico”. Un título más cuidadoso, o una coma oportuna, pudieron ayudar para que no se entienda que existe un supuesto Papa del Estado Islámico.

 

De poco uso

 

El lector Carlos Melgar indica que en la entrevista que se le hizo al diputado Guillermo Teillier, presidente del Partido Comunista -publicada el domingo 12 de abril-, cuando se le pregunta por un eventual cambio de gabinete, dice: “(...) si es un cambio de ministros para paralizar las reformas, para ralentizar los cambios, entonces eso es casi un cambio de gobierno (...)”. El lector pregunta: “¿No habrá querido decir ‘hacer más lentos los cambios’ en lugar de ralentizar?”.

 

Es precisamente lo que dijo el diputado: el término “ralentizar” significa “hacer más lento un proceso o una actividad”. Para decir lo mismo, también pudo emplear el vocablo “lentificar”. Las dos palabras son de poco uso en nuestro medio, pero ya las acogió el diccionario de la Academia de la Lengua, RAE.

 

Pero hay otro término en la entrevista que tal vez el diputado quiso emplear con otro sentido. Al referirse a la Presidenta, Guillermo Teillier dice que “la gente espera más de ella, una palabra más decidora, más decisiva y más firme”. El vocablo “decidora” significa “con soltura y gracia”. Los hombres somos amos de lo que callamos y esclavos de lo que decimos. La Tercera sólo reprodujo palabras textuales.

LO + VISTO
TEMAS DE DISCUSION

.

Comentar el blog

SIGUENOS TAMBIEN EN:
ACTUALIZA TU EXPLORADOR: