latercera.cl

5 de junio de 2008

POLÍTICA

Alianza acusa "pérdida de confianzas" en el gobierno y anuncia rechazo a ley de educación

A juicio del bloque opositor la discusión en el Congreso para aprobar la LGE enfrenta un panorama complejo que amenaza con volver a “cero” las negociaciones.

Daniela Salinas


04/06/2008 - 13:27

La molestia en la Alianza es evidente y en medio de un escenario de tensión, emplazaron al Gobierno a "respetar los acuerdos" o de lo contrario rechazarán el proyecto de ley presentado por el Ejecutivo, volviendo a “cero” las negociaciones sobre la reforma educacional.

Las críticas opositoras se acrecentaron luego que La Moneda presentara dos indicaciones legislativas a la Ley General de Educación que se discute en la Cámara de Diputados. La que consagra una definición de educación pública y la que reduce de cuatro años a uno el plazo para que los sostenedores establezcan un giro único de los colegios.

La bancada de Renovación Nacional (RN) lamentó que el Ejecutivo no cumpla con el acuerdo sellado a fines de 2007, entre ambos sectores. Osvaldo Palma, jefe de comité, señaló que "cuando se desconocen los acuerdos, se pierden las confianzas y la política se ensucia, se enturbia el ambiente".

Su par, Germán Becker, agregó que "los diputados de la Alianza hemos cumplido cabalmente con el acuerdo que suscribimos con el gobierno. Lamentablemente La Moneda no pudo alinear a todos sus parlamentarios y tuvo que incluir una indicación que no estaba dentro del acuerdo. Por lo mismo, vamos a rechazarla".

Según explicó Becker, "nosotros también tenemos ideas que podrían plasmar en indicaciones, sin embargo, no queremos entrabar un acuerdo que es muy importante para mejorar la educación de todos los niños de Chile".

"Esto es inaceptable. Se rompió el límite de lo tolerable", agregó el presidente de la UDI, senador Hernán Larraín, sobre las modificaciones al proyecto que ingreso el Ejecutivo. "Nos parece indigno, sin justificación y hace sentir a un gobierno que no tiene palabra y quien no tiene palabra, no merece la confianza pública. Por eso formulamos un último llamado a la Presidenta para que su palabra de mujer se cumpla ante Chile entero", señaló enfático el parlamentario.

Mientras el diputado gremialista, José Antonio Kast, sostuvo que el Ejecutivo en su momento se comprometió a llevar el acuerdo a la sala "tal como estaba", y agregó que la educación "no se mejora con un concepto, sino que incentivando a los profesores y haciendo las cosas bien".

Larraín, en tanto, advirtió: "No vamos a firmar ningún acuerdo más con el gobierno porque no es capaz de cumplir su palabra". Y agregó que si se mantienen las indicaciones, cuando el proyecto se vote en la sala, la oposición rechazará todo el articulado "porque no vamos a prestarnos para hacerle el juego al incumplimiento de los compromisos".

EL DÍA