latercera.cl

31 de julio de 2008

POLÍTICA

Bancada radical notifica "quiebre de relaciones" con Pérez Yoma en cena con Bachelet

El vicepresidente del PRSD, Fernando Meza, criticó en  la cita la “actitud despectiva” del jefe de Gabinete.

Francisco Aguila A.


30/07/2008 - 12:52

Diputado Fernando Meza.

Diputado Fernando Meza.

Una larga lista de reparos hicieron anoche los siete diputados del Partido Radical a la Presidenta Michelle Bachelet, en la cena que ofreció a la bancada en Cerro Castillo, junto a los ministros Francisco Vidal (Gobierno), Andrés Velasco (Hacienda), José Antonio Viera-Gallo (Presidencia) y Carlos Maldonado (Justicia).

La notoria ausencia del titular de Interior, Edmundo Pérez Yoma -quien solamente envió sus “excusas”- no sorprendió a los parlamentarios, quienes aprovecharon de informar a la Mandataria del “quiebre de relaciones” con el jefe de Gabinete.

“Le planteamos a la Presidenta varios temas que nos agobiaban, en lo personal le planteé que las relaciones del Partido Radical están quebradas con el ministro del Interior, que ha tenido una actitud despectiva con el Partido Radical”, explico a La Tercera.com el diputado y vicepresidente del PRSD, Fernando Meza.

El parlamentario sostuvo que las relaciones terminaron de quebrarse luego que el titular de Interior no diera  ninguna explicación al partido luego que reemplazara a la intendenta radical en Aysén, Silvia Moreno. “Es una falta de respeto que no haya sido capaz de llamar al presidente del partido, José Antonio Gómez o a algún miembro de la mesa directiva”.

“Un ministro del Interior no puede pasar por encima de un partido político”, dijo el diputado.

A juicio de Meza, otra señal de la tensión entre el partido y el secretario de Estado se volvió a expresar anoche cuando Pérez Yoma “se dio el 'lujo' de no asistir a la reunión-cena con el Partido Radical... estoy convencido de que si hubiera sido una cena con el PS o incluso con el PPD (Pérez Yoma) habría estado ahí”.

En la cita, también aprovecharon de explicarle a la Mandataria las razones que llevaron al partido apoyar las dos listas de concejales al interior de la Concertación, situación que despertó el malestar de La Moneda.

“Le explique que era una decisión partidaria y que no era de nuestro agrado que el gobierno se haya metido en el tema desde el primer momento, y que si eso no hubiera sucedido habría habido una imagen de unidad desde el primer día”.

También le expresaron la sensación del radicalismo de sentirse “excluidos” del sistema político y que con la nueva fórmula esperan transparentar la representación a nivel nacional de la colectividad en  la escena política. Asimismo, hicieron notar la escasa participación de PRSD en el gobierno, sin representantes “ni el ministerio de Educación, Salud, Vivienda, Hacienda... en fin, es un partido que está en la Concertación , pero que no  participa del gobierno”.

Junto con  los reparos, Meza explicó que se hizo ver en la mesa la “lealtad” y “disciplina” de la bancada radical con los proyectos de gobierno, incluso votando a favor de algunos que “rozan la estabilidad doctrinaria del Partido Radical, como es el caso de la LGE, porque si la Presidenta no lo hubiera pedido personalmente nosotros hubiéramos votado en contra”. 

Meza dijo que la Presidenta reaccionó por momentos con “sorpresa” ante la situaciones que le planteaba los diputados, señalándoles que sin duda “nos merecíamos un mejor trato”.

La bancada radical también  aprovechó la oportunidad para pedirle al ministro de Hacienda, en presencia de la jefa de Estado, que se haga un “gesto a la clase media” en medio de la compleja situación económica que atraviesa el país, marcada por los elevados índices de inflación. Algunas de las medidas que se solicitó fue rebajar el IVA en dos puntos por plazo de dos años y eliminar el 7% de cotización de los pensionados. 

EL DÍA