latercera.cl

8 de agosto de 2008

POLÍTICA

Angela Jeria, Huilcamán y Aylwin encabezan acto en casa de cónsul de Bolivia

Conmemorando el aniversario 183 del país vecino, Freddy Bersatti recibió, no sólo a representantes del gobierno y diplomáticos, sino también a dirigentes sociales e indígenas.

Phillpip Durán


07/08/2008 - 09:13

Eran las 14.15 y, tras tomar una empanada salteña de una bandeja, Aucán Huilcamán se acercó a  Angela Jeria, la madre de la Presidenta Michelle Bachelet, para hablarle sobre la "lucha" del pueblo indígena. Un par de metros más allá -a pasos del embajador de EE.UU., Paul Simons-, dos representantes del Comité por el Reencuentro Chileno Boliviano repartían invitaciones para un acto en apoyo  a Evo Morales y de rechazo a "las maniobras desestabilizadoras y golpistas alentadas por el gobierno de EE.UU.", según se leía en el panfleto.

Ambas escenas fueron una muestra de la recepción ofrecida ayer por el cónsul de Bolivia en Chile, Freddy Bersatti, en su residencia de calle San Damián, en Las Condes, con motivo del aniversario 183 de su país. Al acto se dieron cita tanto personeros diplomáticos y de gobierno como dirigentes sociales e indígenas.

El saludo protocolar leído al inicio del encuentro por el general Bersatti -ex jefe del Ejército de su país- tuvo un énfasis distinto. Tras nombrar a Angela Jeria, al ex Presidente Patricio Aylwin y a su "amigo personal", el comandante en jefe del Ejército, Oscar Izurieta, el cónsul se refirió a Huilcamán como "representante de los pueblos indígenas".

En el patio de la residencia del jefe de misión boliviana, mientras se repartían jugos y cervezas "paceñas", Jeria conversaba con algunas bolivianas residentes en Chile, grupo al que se uniría luego el subsecretario de RR.EE., Alberto van Klaveren.

Junto a un grupo de embajadores que dialogaba con el general director de Carabineros, Eduardo Gordon, y el ministro de Defensa, José Goñi, Tomás Hirsch comentaba la intensa agenda de viajes a regiones que iniciará en las próximas semanas para promover su postulación presidencial. Mientras, Huilcamán contaba a unos amigos que el ex jefe del Ejército Juan Emilio Cheyre le había comentado que era "simpatizante" de la causa mapuche y que intentaría conversar de nuevo con él hoy en Temuco, donde el general (R) llegará para dar una charla.

Poco antes de escuchar una tonada típica boliviana, tocada con guitarra por una joven paceña que estudia en la Academia Diplomática chilena, Bersatti tomó la palabra para agradecer la asistencia a la cita.

En su intervención, el cónsul habló sobre el "proceso" político liderado por Evo Morales, destacó el ejercicio "democrático" que significará el referéndum revocatorio que tendrá lugar este domingo en La Paz y defendió la postura de "socios, no patrones" levantada por Palacio Quemado, aludiendo a la nacionalización de hidrocarburos.

Sin mencionar el tema del acceso al Pacífico, Bersatti calificó como positivo el trabajo que realizan Santiago y La Paz en la agenda de 13 puntos, que incluye el tema marítimo, diciendo que "nuestras cancillerías están materializando sabiamente esta nueva relación". "Es imperioso retomar el espíritu de nuestros padres y enfrentar juntos la globalización", agregó el diplomático.

EL DÍA