latercera.cl

6 de mayo de 2008

MUNDO

Ejército estadounidense se repliega tras aumento de violencia en Irak

Una portavoz del Ejército estadounidense dijo que esto no significa una reducción de las tropas, dado que soldados de otra unidad reemplazarán a los que regresarán a EE.UU.


06/05/2008 - 11:55

Unos 3.500 soldados de la III Brigada de Infantería enviados a Irak en marzo de 2007 en el marco de la ampliación de tropas dispuesta por el Presidente George W. Bush regresarán en las próximas semanas a Estados Unidos, mientras la violencia continúa recrudeciéndose en todo Irak.

Una portavoz del Ejército estadounidense dijo que esto no significa una reducción de las tropas, dado que soldados de otra unidad reemplazarán a estos. La brigada regresará a su base en Fort Benning, Georgia.

El anuncio se produce mientras continúan los enfrentamientos de tropas estadounidenses e iraquíes con milicianos chiítas, leales al clérigo Muqtada al Sader en Bagdad.

Fuerzas de seguridad iraquíes mataron a diez hombres armados chiítas y arrestaron a 131 en una redada en el distrito de Shulah, al norte de Bagdad. Las fuerzas hallaron gran cantidad de armas, incluidas 60 bombas.

Previamente, tropas estadounidenses e iraquíes mataron a nueve milicianos chiítas en operaciones separadas en Bagdad, en las que también se encontraron armas en el bastión de la milicia Ejército de Mahdi, informaron militares estadounidenses.

En un atentado con explosivos en Tikrit, dos personas murieron y otras 26 resultaron heridas. Testigos oculares informaron que explotó un coche-bomba delante de un restaurante en el centro de la capital provincial. Entre los heridos hay cinco soldados iraquíes.

Los policías y dos presuntos terroristas de Al Qaeda murieron en dos ataques lanzados por extremistas contra patrullas policiales en la provincia de Ninive, en el norte de Irak, informó hoy la agencia de noticias Aswat al Irak.

En tanto, en la provincia de Diyala, al noreste de Bagdad, diez soldados iraquíes fueron abatidos el lunes en un ataque contra un puesto de control militar, informó hoy el Ejército estadounidense. Otros 13 soldados resultaron heridos en el asalto, que el mando norteamericano atribuyó a insurgentes del grupo Al Qaida en Irak.

El Ejército estadounidense afirmó que miembros de Al Qaeda atacaron a un grupo de mujeres en la provincia de Ninive. Según medios iraquíes, los atacantes mataron a tiros a tres mujeres y robaron objetos de valor de su casa.
DPA

EL DÍA