latercera.cl

14 de mayo de 2008

MUNDO

Clinton ganó primarias en Virginia Occidental

Con esto la senadora por Nueva York insistió en que seguirá en la carrera hasta el final.


14/05/2008 - 00:37

 Hillary Clinton ganó hoy por un amplio margen sobre Barack Obama las primarias presidenciales estadounidenses del Partido Demócrata en Virginia Occidental, pese a que la mayoría de medios y expertos consideran ya la carrera decidida en favor del senador por Illinois. "La fe mueve montañas", aseguró para justificar su postura.

Instantes después del cierre de las urnas, todas las grandes cadenas de televisión de Estados Unidos, partiendo de las encuestas a pie de urna, dieron como ganadora a la senadora por Nueva York. La victoria de Clinton era esperada, puesto que las encuestas en los últimos días le otorgaban aproximadamente un triunfo en una proporción favorable de dos a uno.

Con el 38% del escrutinio, Clinton obtenía el 64% de los votos, por el 29% para Obama.

Virginia Occidental, un pequeño y poco poblado estado al oeste de la ciudad de Washington, repartió 28 delegados para la convención demócrata que coronará a finales de agosto en Denver al candidato del partido para las elecciones presidenciales del 4 de noviembre.

El triunfo de la senadora por Nueva York, sin embargo, suena al "canto del cisne", porque no cambiará demasiado el estado de la carrera demócrata, en la que la mayoría de medios y expertos dan como virtual ganador a Obama.

El senador por Illinois tiene unos 160 delegados de ventaja sobre Clinton en el recuento. Después de la cita de hoy quedarán sólo cinco hasta el final del proceso de primarias, en los que se repartirán en total 189 delegados. El 20 de mayo se celebrarán primarias en Kentucky y Oregón, el 1 de junio en Puerto Rico y el 3 de junio en Dakota del Sur y Montana.

Pese a la evidente desventaja, Clinton insistió en que seguirá en la carrera hasta el final.

"Había algunos que querían acortar esta carrera", afirmó Clinton en el acto de celebración de su victoria en las primarias de Virginia Occidental. "(Pero) estoy más determinada que nunca para seguir con esta campaña hasta que todo el mundo haya tenido una oportunidad de que se escuchase su voz".

"Esta carrera no se acabó aún", afirmó entre vítores de sus seguidores en Charleston. "Estoy muy agradecida por este abrumador voto de confianza".

Sus opciones pasan por la complicada opción de que el Partido Demócrata adjudique los delegados de los "castigados" estados de Michigan y Florida proporcionalmente a los votos obtenidos.

El comité de reglas del partido se reunirá el 31 de mayo para decidir cómo soluciona el problema. Clinton ganó ampliamente ambos estados. En Michigan ella fue la única candidata y en Florida ninguno de los aspirantes realizó campaña. Los dos infringieron las reglas al adelantar sus primarias sin permiso, motivo por el cual fueron castigados en principio sin delegados en la convención.

Las posibilidades de que el Partido acepte lo que pide Clinton son mínimas. El presidente, Howard Dean, ya advirtió que es necesario sentar a los representantes de ambos estados, que serán clave en las elecciones de noviembre, pero puso tres condiciones: respetar a los votantes, respetar a ambos candidatos y respetar al resto de estados que sí cumplió con las reglas.

Mientras Clinton defendía a toda costa sus opciones y exprimía su triunfo en Virginia Occidental, igual que sus numerosos asesores en las diferentes cadenas de televisión, Obama estaba muy lejos de allí y pensando ya en las elecciones en noviembre.

El senador por Illinois estuvo en Missouri, considerado uno de los estados clave en las presidenciales, y en su discurso no mencionó en ninguna ocasión a Clinton. Como en los últimos días, Obama centró sus ataques en el que considera ya su único rival: el candidato republicano, John McCain.

DPA

EL DÍA