latercera.cl

15 de mayo de 2008

MUNDO

Autoridades chinas temen más de 20 mil víctimas fatales tras terremoto

Por el momento, la cifra oficial es 14.800, aunque las 25.788 personas que permanecen enterradas bajo los escombros al igual que los desaparecidos podrían aumentar el número.


14/05/2008 - 17:15

Más de 14.800 personas perdieron la vida tras el devastador terremoto que asoló el lunes la provincia china de Sichuan, aunque las autoridades no descartan que puedan sobrepasar los 20.000. De hecho, se teme que gran parte de los desaparecidos haya muerto al igual que los enterrados, lo que triplicaría el número de víctimas fatales.

El vicegobernador Li Chengyun precisó que 25.788 personas permanecen enterradas bajo los escombros, otras 1.405 han sido dadas por desaparecidas y 14.463 han muerto sólo en esa provincia del suroeste de China, donde se encuentra el epicentro del sismo.

Li Chengyun ofreció estos datos en conferencia de prensa en la que anunció además que el número de heridos en Sichuan asciende a 64.746.

La agencia oficial de noticias Xinhua informó que hasta el momento se han registrado un total de 14.866 víctimas mortales del terremoto. Además de las 14.463 personas que murieron en Sichuan, 280 perdieron la vida en la provincia de Gansú, 106 en la de Shaanxi, 2 en la de Henan, una en Yunnan y 14 en la municipalidad de Chongqing.

Las autoridades dieron por muertos a 7.700 vecinos del distrito chino de Wenchuan, epicentro del terremoto del pasado lunes.

Según He Biao, subsecretario general del gobierno de la prefectura de Aba, sólo 2.300 personas han sobrevivido a la catástrofe en la ciudad de Yingxiu, por lo que no creen que los otros 7.700 residentes sigan vivos, informó la agencia Xinhua.

En la vecina ciudad de Shuimo, donde viven 20.000 personas, carreteras y puentes quedaron gravemente dañados por el seísmo, por lo que los equipos de rescate no han podido llegar, y la población se encuentra muy necesitada de alimentos, medicinas y agua.

"Muchas ciudades y pueblos del distrito (de Wenchuan) han sido reducidos a escombros", explicó Wang Yi, oficial de la tropa de la policía armada que cubre esa zona.

Más de 50.000 efectivos del Ejército de Liberación Popular (ELP, el mayor del mundo con 2,3 millones de efectivos) trabajan a contrarreloj para intentar rescatar a los supervivientes de esta catástrofe transcurridas 48 horas desde el sismo.

Cien soldados de elite saltarán en paracaídas en breve para llegar al epicentro en Wenchuan e iniciar las labores de socorro.

Los paracaidistas, seleccionados entre una fuerza especial aerotransportada, están reunidos en un aeropuerto militar en Chengdu, capital provincial de Sichuan.

Las autoridades chinas tenían previsto enviar a estas tropas ayer, pero las duras condiciones meteorológicas lo impidieron. De hecho, recién hoy al medio día las tropas pudieron ingresar a pie a la zona devastada por el terremoto. Los soldados, de acuerdo con Nueva China, aterrizaron en el distrito de Maoxian, pocos kilómetros al noreste del epicentro del sismo, que se localizó en Wenchuan.

Además de las pérdidas humanas La preocupación oficial se trasladó a los daños que pudo haber sufrido la represa hidroeléctrica de Zipingpu, ubicada en la región de Sichuan y que de derrumbarse provocará otro cataclismo. El ministro de Recursos Hídricos, Chen Lie, admitió que "si se verifica que la represa de Zipingpu sufrió un grave problema, podría causar un desastre en la ciudad de Dujiangyan" de 500 mil habitantes.  

Las autoridades informaron además, que la monumental represa de las Tres Gargantas, ubicada en el río Yangzte (a más de 300 kilómetros de distancia del epicentro) no sufrió daños.
Agencias

EL DÍA