latercera.cl

29 de mayo de 2008

MUNDO

Casa Blanca desestima acusaciones de ex vocero

Dana Perino afirmó estar desconcertada por los dichos de Scott McClellan.

DPA


28/05/2008 - 17:17

La Casa Blanca desestimó a un "decepcionado" ex portavoz que acusó a la administración Bush de haber promovido una campaña desleal para justificar la guerra de Irak.

El ex portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan, acusó al Presidente George W. Bush de haber faltado a la verdad en su defensa de la guerra de Irak, en un libro que saldrá a la venta el próximo lunes. Aunque McClellan no acusa directamente a Bush de haber mentido, sí le reprocha "haber gestionado la crisis de tal manera que la guerra era la única salida posible". Después de haber defendido la política de Bush durante los primeros años de la guerra de Irak, McClellan ataca ahora a su administración afirmando que ésta se centró tanto en vender la necesidad de ir a la guerra contra Irak que la verdad se convirtió en una casualidad.

"Scott, ahora sabemos de tu experiencia desafortunada en la Casa Blanca", dijo en un comunicado la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino. "Para aquellos de nosotros que le hemos brindado todo nuestro apoyo antes, durante y después de que fuera secretario de Prensa, nos sentimos confundidos. Es muy triste, éste no es el Scott que habíamos conocido", señaló la actual portavoz.

"El Presidente tiene cosas más importantes para resolver que estudiar los libros que publican sus ex colaboradores", agregó Perino.

El libro titulado "What Happend: Inside the Bush White House and Washington's Culture of Deception", de 341 páginas, saldrá a la venta el lunes próximo. Los medios estadounidenses se refieren al libro como a una "bomba" que apunta directamente al presidente Bush y cuyo radio de acción podría afectar hasta al candidato republicano a la presidencia, John McCain.

Sin embargo, los críticos señalaron a la televisión estadounidense que McClellan, durante su actuación en la Casa Blanca, nunca se opuso a la política Bush. Además formó parte de su equipo de prensa como vocero durante la gobernación de Bush en Texas, en 1990, y durante su campaña electoral.

Cuando en 2006 Bush aceptó la renuncia de McClellan, como parte de una renovación dentro de su equipo de colaboradores de la Casa Blanca, Bush dijo de él que ocupó su cargo con "clase e integridad".

"Un día de estos, él y yo nos hamacaremos en una silla mecedora en Texas y conversaremos sobre los buenos viejos tiempos y sobre su labor en la Secretaría de Prensa", dijo Bush en aquella oportunidad.

McClellan se desempeñó en los momentos más álgidos de la administración Bush, resolviendo cuestiones relacionadas con la falta de evidencias de armas de destrucción masiva en Irak.

EL DÍA