latercera.cl

30 de mayo de 2008

MUNDO

Gobierno argentino realiza cambios a impuestos de granos

Se espera que la medida produzca algún cambio en la relación con el sector agropecuarios.

Pía Rubio y Agencias


29/05/2008 - 20:03

Después de dos meses y medios de enfrentamientos, paros intermitentes, bloqueos de carreteras y acusaciones cruzadas entre el sector agropecuario y el gobierno argentino, éste último decidió dar una pequeña muestra de cambio y anunció una corrección del esquema de impuestos a las exportaciones de granos, cuya puesta en marcha detonó el conflicto con los productores rurales.

"Hemos hecho algunas modificaciones con el propósito de preservar el funcionamiento de los mercados a futuro", afirmó el jefe de Gabinete, Alberto Fernández. De acuerdo a lo anunciado por el gobierno, los impuestos a las exportaciones de soja, girasol, trigo y maíz tendrán como tope una tasa del 52,7%, frente a una máxima del 95% prevista en el esquema decretado el 11 de marzo pasado; sin embargo, los rurales han insisto en que su piso es la anulación del nuevo impuesto y no su rebaja.

Los productores rurales exigían la derogación del esquema tributario, al que consideran "confiscatorio" de sus ganancias, además de reclamar una política integral para todo el sector, incluyendo la producción de leche y de carne vacuna.

Por esto mismo,las criticas al anuncio no se hicieron esperar. Los líderes agropecuarios reaccionaron con cautela y calificaron de "unilaterales" e "insuficientes" los anuncios destinados a resolver el conflicto que ya cumplió 80 días. Además, coincidieron en que la huelga continuará hasta el lunes, aunque  aún no se reúne la comisión de enlace de las cuatro entidades principales para consensuar una decisión conjunta.

En tanto, el líder de la protesta ruralista en Gualeguaychú, Alfredo De Angeli, afirmó que "las medidas no sirven para nada, seguimos sin soluciones para el sector (...)Siguen confundiendo a la gente, ni ellos mismos entienden lo que quieren decir: las medidas son un enchastre".

Por su parte, Rosendo Fraga, Director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría, afirmó que "no es fácil que las medidas unilaterales anunciadas por el gobierno sirvan para poner fin al conflicto del gobierno con el campo se prolonga peligrosamente (...)El campo respondió con el anuncio de una nueva protesta, que si bien evita situaciones conflictivas, asume que el conflicto se prolongará varias semanas".

Según Fraga "sólo un compromiso de las partes de que acatarán la solución elaborada por un mediador, puede generar el contexto político para un acuerdo. Ni el gobierno ni el campo están hoy en condiciones de rendirse. El primero porque lo considera un síntoma de debilitad que le licuará el poder y el segundo, porque sus bases no aceptarán más dilaciones ni soluciones que soslayen las retenciones".
 
Esta tarde y antes del anuncio, los productores agropecuarios acordaron en la provincia de Entre Ríos, en el este de Argentina, impedir el paso por la denominada carretera del Mercosur de camiones de carga internacional.

La medida fue resuelta durante una asamblea de productores de la zona de Gualeguaychú, uno de los sectores más combativos en el marco de la tercera huelga agropecuaria desde que comenzó el conflicto con el gobierno argentino en marzo pasado.

Los chacareros realizaron una "sentada" en medio de la carretera para impedir el paso de un camión proveniente del exterior, hecho que generó un momento de tensión ante la intervención de efectivos de la Gendarmería argentina (policía de frontera) para liberar la ruta, aunque finalmente no se produjeron incidentes.

EL DÍA