latercera.cl

31 de mayo de 2008

MUNDO

Putin estudiará medidas para favorecer a consumidores frente a los altos precios de alimentos

La inflación en Rusia se mantiene en 15%, lo que hace poco probable que la meta gubernamental de 10,5% se logre.

Reuters


31/05/2008 - 10:23

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, anunció en una entrevista publicada el sábado que elevará los salarios, las pensiones y los beneficios sociales para compensar a los rusos por los altos precios y suavizar los efectos de una política antiinflacionaria.

"Mediante el alza de los salarios, las pensiones, los beneficios sociales y los subsidios, intentaremos minimizar las consecuencias negativas de nuestra política antiinflacionaria para la gente", dijo Putin en una entrevista con el periódico francés Le Monde.

En su discurso de nominación en el Parlamento este mes, Putin señaló que estaba preparado para tolerar una inflación de dos dígitos por algunos años. Su gabinete aún debe presentar una política antiinflacionaria amplia.

Según Putin, su gabinete está consciente de los peligros que representa la inflación y se mantiene atento a la situación. La inflación actual de encuentra en 15%, lo que hace poco probable que la meta gubernamental de 10,5% se logre.

La inflación rusa es el resultado de un alza global en los precios de los alimentos, pero también una consecuencia de los flujos de capital y del generoso gasto presupuestario realizado antes de las elecciones presidenciales y parlamentarias del año pasado.

Una política presupuestaria más prudente habría ayudado a Rusia a frenar el alza de precios este año, pero Putin dio señales de que aún no estaba preparado para arriesgar sus altos niveles de popularidad.

"Entendemos que esto (subir los salarios) significa un menor flujo de dinero para la economía, pero estamos simplemente obligados a hacerlo, y así será", dijo Putin.

Los salarios subieron un 28%  interanual en abril, y algunos funcionarios ya han advertido que Rusia arriesga caer en un espiral inflacionario tal como lo hicieron los países latinoamericanos en la década de 1990, y han señalado que podría ser necesario realizar controles en los sueldos.

Los alimentos representan más de un 40% de la canasta básica de bienes y servicios utilizada para calcular el Indice de Precios al Consumidor en Rusia.

"Entendemos que el alza en los precios de los alimentos afecta a aquellos ciudadanos con menores ingresos. La porción de su presupuesto familiar gastado en alimento es alta", indicó Putin.

EL DÍA