latercera.cl

3 de junio de 2008

MUNDO

Panamá: Autoridades reconocen que un motor del helicóptero siniestrado tenía fallas

"En virtud del peritaje del experto técnico en motores, se encontró evidencias que demuestran que el motor número 1 no estaba operando normalmente al momento del accidente", confirmó la Aeronáutica Civil de Panamá.

AP


02/06/2008 - 21:43

Las autoridades de aeronáutica civil informaron el lunes que las primeras investigaciones del accidente del helicóptero que cobró la vida de 11 personas la semana pasada demuestran que uno de sus dos motores tenía fallas.

"En virtud del peritaje del experto técnico en motores, se encontró evidencias que demuestran que el motor número 1 no estaba operando normalmente al momento del accidente", a diferencia del número 2, dijo la Autoridad de Aeronáutica Civil.

No especificó si el motor habría dejado de funcionar total o parcialmente.

El aparato del Servicio Aéreo Nacional, modelo UH-1N y fabricado en 1971, se estrelló el jueves contra un edificio de tres pisos en una zona comercial céntrica de la capital, matando a once de sus 12 ocupantes, incluyendo a seis chilenos. Entre éstos figuraba el máximo jefe de la policía de Carabineros de Chile, general José Alejandro Bernales, así como cinco miembros de la fuerza pública panameña.

La Autoridad de Aeronáutica Civil dijo en el comunicado que los motores serán enviados el martes a la casa fabricante del aparato para su análisis.

Informó también que los expertos confirmaron que el engranaje que brinda cambio de ángulo de paso al rotor principal, similar a la pieza mecánica que el gobierno había solicitado recientemente para su compra urgente, "no muestra signos de mal funcionamiento" y "se descarta como una de las causas del accidente".

De acuerdo a la autoridad, el helicóptero no tenía registrador de vuelo o caja negra por no ser requerido.

Inmediatamente después de la tragedia, el gobierno integró una comisión de investigación con la participación de expertos locales e internacionales, incluyendo a funcionarios de la Junta de Seguridad y de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos, así como el fabricante de la aeronave, Bell Helicopter.

El aparato fue donado por Estados Unidos a Panamá en la década de 1970 y el entonces hombre fuerte, el general Omar Torrijos, lo llegó a utilizar. Torrijos murió en un accidente aéreo en 1981.

El Presidente Martín Torrijos, hijo del desaparecido general, también usó el helicóptero siniestrado en recorridos por el país.

En el accidente también fallecieron la esposa de Bernales, Teresa Bianchini; el edecán del jefe policial, Oscar Tapia y su esposa Carolina Reyes; el comandante Ricardo Orozco y el capitán Mauricio Fuenzalida.

Otros cinco oficiales policiales panameños perecieron en el percance, mientras que uno sobrevivió, un oficial del Servicio Aéreo que se desempeñaba como copiloto.

EL DÍA