latercera.cl

31 de julio de 2008

MUNDO

Pekín indignada con "robó" de imágenes de la ceremonia de inauguración de los JJ.OO.

La grabación fue difundida por el canal surcoreano SBS.

EFE


31/07/2008 - 03:20

Los organizadores de los Juegos de Pekín están indignados y no descartan emprender acciones legales contra el canal de televisión surcoreano SBS, que ha osado violar el secreto mejor guardado de Pekín y difundir imágenes del ensayo de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos.

Las imágenes saltaron rápidamente al famoso portal de vídeo YouTube pero actualmente están ya están fuera de circulación con un aviso en la web que dice que "el vídeo no está ya disponible por una reclamación de la propiedad intelectual de una tercera parte".

Tampoco se pueden ver en ninguna página china, ya que las autoridades del país asiático han ordenado a todas ellas que no cuelguen las imágenes o que las retiren si ya lo habían hecho, informó hoy el diario "South China Morning Post".

"Estamos muy decepcionados con la filtración", dijo Wang Hui, portavoz del Bocog (Comité Organizador de Pekín 2008). "Creemos que fue con sigilo porque nunca hemos invitado a ningún medio a los ensayos... No descartamos emprender acciones contra la televisión", añadió.

Son miles las personas que llevan trabajando hasta tres años en la ceremonia y guardan el secreto con un celo que incluye incluso contratos de confidencialidad con los trabajadores del Estadio Olímpico; romperlo podría suponer un pena de hasta siete años de cárcel.

"Entendemos la impaciencia por conseguir una pista de los espectaculares eventos. Pero también apelamos al respeto de los medios por todos los esfuerzos que ponemos en mantenerlo en secreto", dijo por su parte la portavoz del COI, Giselle Davis.

Hasta ahora Pekín ha revelado pequeños detalles de la ceremonia, como que se lanzarán fuegos artificiales que formarán un dragón en el cielo de 3,5 kilómetros, pero la obra que dirige el cineasta Zhang Yimou continúa siendo un completo enigma.

La prensa china lleva meses especulando sobre la naturaleza de la ceremonia y, sobre todo, sobre la identidad del atleta encargado de encender el pebetero, hasta el punto de que el Departamento de Publicidad del Partido Comunista ha exigido a los medios de comunicación que cesen con las elucubraciones.


EL DÍA