latercera.cl

5 de agosto de 2008

MUNDO

Teherán responde a través de carta a propuesta de Occidente sobre su programa nuclear

Si bien no se conocen los detalles del documento, un alto cargo del gobierno iraní señaló que en el escrito no se menciona la idea de que Irán congele sus actividades nucleares.

Reuters


05/08/2008 - 09:16

Tres días después de que terminara el plazo inicial que dio Occidente a Irán para que emitiera una respuesta a su oferta -beneficios diplomáticos y económicos a cambio de suspender el programa de enriquecimiento de uranio-, Teherán respondió. El embajador iraní en Bruselas entregó a la UE una respuesta por escrito a la oferta, aunque aún no se conoce el contenido del documento.

Según un responsable iraní, el documento no es una respuesta a la oferta occidental y no menciona la "doble congelación" -congelación de sanciones a cambio de congelación de actividades nucleares. "La respuesta escrita a los seis países implicados en las negociaciones nucleares ha sido entregada a funcionarios de la Unión Europea por el embajador iraní en Bruselas", informó la agencia, sin dar más detalles. No obstante, no se espera más que una respuesta que permita mantener abiertas las negociaciones.

Por el momento, si bien no se conocen los detalles del documento, un alto cargo del gobierno iraní señaló que en el escrito no se menciona la idea de que Irán congele sus actividades nucleares, como le exigen las potencias occidentales. Es más, según este responsable iraní, "la carta entregada no es una respuesta a la oferta de occidente".

Los países implicados en las negociaciones con Irán, el llamado G-6 -los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (EE.UU., Rusia, China, Francia y Reino Unido) más Alemania- dijeron que, ante "la falta de una respuesta clara y positiva" a la oferta, no habrá otra opción que imponer nuevas sanciones.

La respuesta iraní se espera desde el 22 de julio, cuando se produjo una reunión entre Solana y Jalili. En esa reunión, en la que estuvo presente en número tres de la diplomacia estadounidense, William Burns, se ofreció a Irán la llamada "doble congelación": congelación de las sanciones a Teherán a cambio de la congelación de la actividad nuclear iraní, no instalando nuevos equipos de enriquecimiento de uranio. En aquella fecha se dio a Teherán un plazo informal de 15 días para que emitiera una respuesta.


EL DÍA