latercera.cl

5 de agosto de 2008

MUNDO

Afirman que Fujimori utiliza esoterismo para atacar a sus adversarios

Según un canal de televisión peruano, el ex mandatario recibe ayuda de una "bruja" en el juicio que se sigue en su contra por violaciones a los derechos humanos.

DPA


05/08/2008 - 10:27

La polémica en torno al caso del ex presidente peruano Alberto Fujimori sigue dando de qué hablar. Según un canal de televisión peruano, el ex mandatario recibe ayuda de una "bruja" para atacar a sus adversarios, durante el juicio que se sigue en su contra por violaciones a los derechos humanos.

"El presidente Fujimori confía en mí", afirmó la supuesta bruja, Salomé Ybarguen, durante un reportaje del programa de televisión Cuarto Poder. La mujer, de 87 años, a la que se ve en primera fila en las audiencias del juicio, pronostica que su presunto protegido saldrá libre en octubre.

Algunos miembros de la acusación, que habían notado la presencia de Ybarguen, han tomado precauciones al respecto. Por ejemplo, el fiscal adjunto, Avelino Guillén,  coloca  un vaso de agua bajo su escritorio, pues dice que "así se alejan las malas vibras". En tanto Gloria Cano, una de las abogadas de la parte civil también reconoció haber toamdo ciertas precauciones. "Esa señora ha maldecido hasta a mi tercera generación. Llevo una pulsera (de cuarzo) que una amiga me regaló contra el daño", comentó la abogada.

Las aficiones esotéricas de Fujimori son conocidas desde hace muchos años. El ex presidente, un matemático frío y racional, alterna esas características con un culto por la brujería, reconocido por él mismo. Según se dice, durante su gobierno contó con un equipo de 'consultoras', sin cuya opinión no tomaba decisiones.

La fiscalía pide que Fujimori, procesado por supuesta responsabilidad en varios delitos de derechos humanos y corrupción cometidos durante su gobierno, sea condenado a 30 años de cárcel.

Este nuevo escándalo surge en un momento en el que reina la polémica por los beneficios penitenciarios de los que goza Fujimori, no sólo porque marcan una supuesta discriminación respecto a los demás presos del país, sino por la creencia extendida de que son producto de la alianza hecha por el oficialismo y el fujimorismo en el Congreso.

La prensa local afirmó que, entre otras cosas, Fujimori recibe visitas cuando quiere y de quienes quiere. Incluso, se informó que el pasado lunes, cuando cumplió 70 años, disfrutó en su celda de un concierto con su banda musical favorita, el grupo uruguayo Los Iracundos.

El Instituto Nacional Penitenciario asumió la responsabilidad por esas ventajas, alegando que las permite desde hace dos meses, cuando, tras analizar el caso técnicamente, cambió el régimen cerrado por uno ordinario. No obstante, según diversas investigaciones de prensa, los cambios se hicieron evidentes en los últimos días, justo después de la concreción de la supuesta alianza parlamentaria.

Tanto el gobierno como el fujimorismo niegan un acuerdo en ese sentido.


EL DÍA