latercera.cl

7 de agosto de 2008

MUNDO

"Tren de las Nubes" vuelve a funcionar en Argentina después de tres años inactivo

El tren consta de una locomotora y cinco vagones, uno de ellos dedicado exclusivamente a atención médica y asciente hasta los 4.200 metros de altura en el norte del país.

DPA


06/08/2008 - 16:21

El Tren a las Nubes, la formación turística que asciende hasta los 4.200 metros de altura en el norte argentino, volvió a rodar hoy después de varios años en que estuvo interrumpido el servicio.

El tren partió hoy a las 7:20 horas desde la ciudad de Salta, unos 1.600 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, rumbo al Viaducto de la Polvorilla, cerca de San Antonio de los Cobres, en la Puna, tras un acto de relanzamiento al que asistieron autoridades provinciales y nacionales.

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, destacó que se recuperó "uno de los principales productos turísticos de la Argentina". En el evento también estuvo presente el secretario de Turismo nacional, Enrique Meyer.

El Tren a las Nubes consta de una locomotora y cinco vagones, uno de ellos dedicado exclusivamente a atención médica. Unos 180 pasajeros participaron del viaje inaugural.

El trayecto es de unos 434 kilómetros de ida y vuelta y el tren asciende hasta los 4.200 metros. Parte de Salta, atraviesa el valle de Lerma y la Quebrada del Toro hasta llegar a la Puna.

El ferrocarril cruza 29 puentes y 21 túneles durante su recorrido, diseñado por el ingeniero estadounidense Richard Maury mediante un sistema que toma en cuenta el principio de adherencia de las ruedas del tren a las vías y las leyes de la física, desechando los sistemas de cremallera y de ruedas dentadas utilizados comúnmente para que las formaciones ferroviarias puedan trepar las alturas.

El Tren a las Nubes es una de las principales atracciones turísticas del país, especialmente para los visitantes extranjeros. El esquema de tarifas es diferenciado. Los extranjeros deberán pagar US$ 140 por el boleto de ida y vuelta, mientras que los argentinos tendrán un costo de US$ 100 y los residentes en la provincia de Salta, US$ 60.

El servicio había sido suspendido en julio de 2005, cuando la falta de un plan adecuado de evacuación dejó varados a 500 pasajeros en las alturas, que debieron ser rescatados por las autoridades.

El gobierno revocó la concesión y convocó a una nueva licitación. La nueva empresa concesionaria, Ecotren, aseguró que dispone de un plan de evacuación que prevé asistencia para todo tipo de emergencias. Ecotren es integrada por las firmas Tranex, Lesamis y Escopa.


EL DÍA