latercera.cl

11 de agosto de 2008

MUNDO

Referendo en Bolivia: Morales dice que en Latinoamérica "hay una gran rebelión"

El Presidente llamó a la población a votar de manera "consciente y sana" para decidir la continuidad o revocación del mandato de sus autoridades.

EFE


10/08/2008 - 09:56

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que "Latinoamérica vive una gran rebelión" contra las políticas que no resuelven los problemas de las mayorías, tras emitir su voto en el referendo revocatorio sobre el mandato de las autoridades.

Morales depositó su voto sobre las 09.20 hora local (13.20 GMT) en la modesta escuela "14 de Septiembre" de la zona del Chapare, donde tienen su sede los sindicatos que lo catapultaron en 2005 a la Presidencia de Bolivia.

"Quiero reafirmar que en Latinoamérica hay una gran rebelión contra políticas económicas que no resuelven los problemas sociales, los problemas económicos de las mayorías nacionales", comentó el Mandatario aimara.

Morales agregó que tiene un "respeto único" por los Presidentes de la región andina del continente y en general de Suramérica, que le dan "recomendaciones y sugerencias para profundizar el cambio, para fortalecer la democracia, para servir mejor al pueblo boliviano".

El gobernante también convocó a la población llamada a votar hoy, que suma más de cuatro millones, a que lo haga de manera "consciente y sana" para decidir la continuidad o revocación del mandato de sus autoridades.

APERTURA DE MESAS
El referendo sobre mandatos que se celebra hoy en Bolivia comenzó con la apertura de las mesas electorales, sin incidentes de consideración y con llamamientos a la participación y a la calma para que el día se convierta en una fiesta cívica y democrática.

Más de cuatro millones de bolivianos están llamados hoy a las urnas para decidir sobre la continuidad o revocación del Presidente Evo Morales, su vicepresidente Álvaro García Linera y ocho de los nueve prefectos (gobernadores) del país, seis de ellos opositores.

Los gobernadores opositores a Morales que se someten a la consulta son el de Santa Cruz (oriente), Rubén Costas; Beni (noreste), Ernesto Suárez; Pando (norte), Leopoldo Fernández; Tarija (sur), Mario Cossío; Cochabamba (centro), Manfred Reyes Villa y el de La Paz (oeste), José Luis Paredes.

Los bolivianos decidirán también sobre el mandato de los prefectos oficialistas que gobiernan dos regiones andinas: el de Potosí, Mario Virreira y el de Oruro, Alberto Aguilar.

En la inauguración de la jornada electoral, el presidente de la Corte Electoral Nacional (CNE), José Luis Exeni, expresó su deseo de que la jornada de hoy se convierta en una fiesta democrática y cívica y pidió que nadie intente entorpecer el proceso.

También varios prefectos opositores llamaron a la participación, como el caso del cruceño Rubén Costas, quien pidió a los bolivianos que acudan a las urnas para evitar que en Bolivia suceda como en Venezuela, donde, a su juicio, la escasa participación en el revocatorio de aquel país propició lo que denominó "la dictadura democrática" de Hugo Chávez.

La papeleta que los bolivianos deben depositar hoy en las urnas está dividida en dos franjas: una superior donde se pregunta sobre el mandato del presidente y vicepresidente y la inferior destinada a los prefectos.

"¿Usted está de acuerdo con la continuidad del proceso de cambio liderizado por el presidente Evo Morales Aima y el vicepresidente Álvaro García Linera?" es la pregunta relativa al mandato de las principales autoridades del país.

En el caso de los prefectos, los bolivianos deben responder sí o no a la siguiente cuestión: "¿Usted está de acuerdo con la continuidad de las políticas, las acciones y la gestión del prefecto del departamento?".

La jornada de consulta comenzó en Bolivia con normalidad y sin incidencias, a pesar de que el referendo ha llegado precedido de una tensa semana dominada por la conflictividad política y social.

Los únicos problemas que se registraron en las primeras horas de hoy fueron un asalto a las ánforas (urnas) destinadas a la localidad de Yucumo, en el departamento de Trinidad, según reporte del canal televisivo ATB.

En Cochabamba, 15 personas han sido detenidas por infringir el auto de buen gobierno que se decreta para las jornadas de votación en Bolivia y que impone restricciones como la venta y consumo de bebidas alcohólicas o la circulación con vehículos sin permiso expreso de la administración electoral.

Bolivia afronta la jornada consultiva tras semanas de tensión, confrontación y mucha incertidumbre sobre la eficacia que tendrá este referendo en la compleja crisis que vive el país donde el proyecto constitucionalista de Morales se enfrenta al plan autonomista emprendido por cuatro gobernadores opositores.

También existen dudas y confusión sobre como se interpretarán los resultados del plebiscito en lo que se refiere a los prefectos por diferencias de criterio entre la ley que regula la convocatoria y la Corte Electoral Nacional.

La norma promulgada por el Gobierno establece que, para que un prefecto sea revocado, el "no" a su gestión debe superar el apoyo que hayan obtenido en los comicios del 2005 y que va del 38 por ciento que logró el de La Paz al 48 por ciento que obtuvo el de Pando.

La aplicación estricta de este criterio podría suponer que un prefecto quede revocado aunque los votos a su favor sean mayoría.

Sin embargo y para evitar esta circunstancia, la Corte Electoral ha resuelto que los gobernadores sólo serán revocados si los votos negativos superan el 50 por ciento.

En este sentido, el presidente de la CNE, José Luis Exeni, insistió en que los resultados oficiales y definitivos se ajustarán a este criterio.


EL DÍA