latercera.cl

27 de agosto de 2008

MUNDO

Avión siniestrado en Barajas tuvo problemas de despegue un mes antes

En tanto, una de las sobrevivientes de la tragedia relató que cuando la nave de Spanair empezó a despegar "quizás no lo hizo con tanta fuerza" como es habitual.

EFE


26/08/2008 - 16:57

El MD82 de Spanair siniestrado el pasado miércoles en el aeropuerto madrileño de Barajas, en un accidente con 154 víctimas mortales, tuvo problemas técnicos en el despegue semanas antes en un vuelo de Palma de Mallorca a Copenhague, informa hoy el diario danés EkstraBladet.

El piloto del Sunbreeze -nombre del aparato accidentado en Barajas- se vio obligado a suspender el despegue al detectarse vibraciones violentas en la aeronave, según el periódico danés, que cita de forma indirecta testimonios de un pasajero.

Los técnicos examinaron durante una hora el MD82, con código de vuelo JK037 y salida prevista de Palma a las 7.30 hora local, que luego recibió permiso para despegar de nuevo y realizó sin problemas el vuelo a la capital danesa.

Ekstra Bladet reproduce hoy en portada una foto del Sunbreeze despegando del aeropuerto de Palma el pasado 26 julio, tomada por Jan Persson, un danés aficionado a fotografiar aviones y que había acudido a despedir a una amiga.

"Las vibraciones eran tan fuertes que algunos pasajeros en la parte trasera temieron que la puerta de emergencia saltara por los aires", declara al diario Persson, quien se remite al testimonio de su amiga, que iba dentro del avión.

Al escuchar la noticia del accidente de Barajas, Persson revisó sus fotos y descubrió que se trataba del mismo avión que había fotografiado en Palma de Mallorca, relata al diario.

El avión de Palma iba lleno de turistas daneses que regresaban a su país después de pasar las vacaciones de verano en las Baleares.

Un portavoz de SAS declara en el diario que la aerolínea escandinava no tiene constancia de los problemas sufridos por el Sunbreeze en Palma, ya que su filial española Spanair cuenta con un equipo independiente para controlar la seguridad aérea.

RELATO DE SOBREVIVIENTE
La española Beatriz Reyes, que sobrevivió al accidente de Barajas dijo hoy que no sintió nada extraño antes del despegue del avión hasta el momento en que "giró el ala" y después notó un "golpe fuerte".

Reyes, de 41 años, que incluso pudo ayudar a dos niños heridos en el lugar del siniestro, compareció en una rueda de prensa en la que aseguró que el 20 de agosto "volvió a nacer".

La sobreviviente explicó que cuando el avión empezó a despegar "quizás no lo hizo con tanta fuerza" como es habitual y que no sintió nada hasta el momento en que "giró el ala" y después notó "un golpe fuerte".

Con respecto a la identificación de los cadáveres, labor en la que participa un nutrido grupo de forenses, fuentes del Ministerio del Interior español informaron que se ha establecido ya la identidad de 103 de las 154 víctimas mortales del accidente.

Según el último parte médico, de los 18 heridos uno abandonó el hospital. Se trata de un niño de seis años que fue dado de alta ayer.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid informó de que el estado de la herida Kim Yvonne Tate, que sufre neumotórax y politraumatismos, ha empeorado y ha pasado de grave con evolución favorable a grave.

Los demás heridos también permanecen hospitalizados, uno muy grave, dos graves, tres estables dentro de la gravedad, uno grave con evolución favorable, ocho con evolución favorable y una mujer herida leve.

INVESTIGACION
Con respecto a la investigación de las causas de la tragedia, fuentes jurídicas informaron que los responsables de la comisión constituida por el Gobierno se reunieron hoy con el juez encargado de la investigación del siniestro.

Según estas fuentes, los miembros de la comisión le han planteado al magistrado varias peticiones para llevar adelante su trabajo y que éste ha accedido a todas ellas y ya ha dado las instrucciones necesarias para que se cumplan.

El las Islas Canarias, el presidente del gobierno regional, Paulino Rivero, confirmó que el próximo día 30 se celebrará en Las Palmas de Gran Canaria un funeral por las víctimas del avión siniestrado.


EL DÍA