latercera.cl

30 de agosto de 2008

MUNDO

Uribe afirma que no puede callarse ante acusaciones de la Corte Suprema

La afirmación del mandatario surge un día después de que su vicepresidente le pidiera a él, a los magistrados de la Corte Suprema y a la oposición bajarle el tono a las agresiones verbales.

Ansa


29/08/2008 - 17:03

El Presidente de Colombia, Alvaro Uribe, aseguró que no le es posible quedarse callado frente al "debate político" y expresó que el país está "lleno de historias, de palabras lindas y apaciguantes y de resultados catastróficos".

"Colombia tiene confrontación política. Y aquí hay debates políticos todos los días. Y a mí siempre me da lidia quedarme callado. Es que el debate político también ayuda. Y hay que aprender a vivir sin dispararnos con las armas, pero también diciendo verdades y contestando verdades", manifestó Uribe.

La afirmación del mandatario surge un día después de que su vicepresidente, Francisco Santos, le pidiera a él, a los magistrados de la Corte Suprema y a los dirigentes de la oposición, bajarle el tono a las agresiones verbales de los días anteriores.

Uribe atacó con vehemencia a los miembros de la Corte Suprema, al ex presidente César Gaviria y a los dirigentes del opositor Polo Democrático Alternativo (izquierda), cuando estos le reprocharon públicamente por el ingreso a Casa de Gobierno de dos enviados de un ex jefe paramilitar para reunirse en varias ocasiones con funcionarios de su administración.

Santos, en tono conciliador, dijo que los "niveles de intolerancia" demostrados por el "nivel más alto de la dirigencia política" no eran un buen ejemplo para el resto del país.

Sin embargo, Uribe respondió hoy que "es preferible el debate político y un buen avance en la realidad, que un país guardándolo todo, escondiendo todo lo malo detrás de palabras lindas".

Agregó que en Colombia "hay más debate político que confrontación social. Cuando lo comparo con otros países de la misma región, en medio de nuestros problemas sociales nosotros tenemos hoy menos confrontación social que otros países de la región", afirmó el mandatario sin explicar a qué nación se refería.


EL DÍA