latercera.cl

3 de septiembre de 2008

MUNDO

Georgia reconoce uso de bombas de racimo en enfrentamientos con Rusia

Según el ministerio de Defensa, los explosivos fueron utilizados contra los vehículos miitares y no contra la población civil.

La Tercera.com y Agencias


02/09/2008 - 15:18

El ministerio de Defensa de Georgia confirmó el uso de bombas de racimo en los enfrentamientos con Rusia, aunque matizó que sólo fueron utilizadas contra los convoyes militares rusos, y no contra la población civil. "El sistema (de lanzadera múltiple) GRADLAR fue usado contra las unidades militares rusas que se desplazaban entre el túnel de Roki y la carretera de Zarski", que enlaza la separatista Osetia del Sur con la república rusa de Osetia del Norte, señaló el comunicado del ministerio georgiano.

La nota indicó que "esos proyectiles nunca fueron usados contra civiles, objetivos civiles o zonas pobladas por civiles o sus cercanías durante el conflicto con Rusia, en Osetia del Sur o en otros lugares". Por otra parte, el ministerio negó el uso de sistemas GRADLAR en Shindisi, donde han sido encontrados restos de bombas de racimo, según denunció en un informe la organización Human Rights Watch (HRW).

Esta organización acusó a Georgia y Rusia de usar bombas de racimo contra objetivos civiles y militares, a consecuencia de lo cual varias decenas de personas habrían muerto y otras tantas habrían resultado heridos. "Los ataques indiscriminados violan la ley humanitaria internacional y muestran que el uso irresponsable es la norma y no la excepción", señaló esa organización.

En su momento, el general Alexandr Nogovitsin, jefe adjunto del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, calificó las denuncias de HRW de "mentiras preparadas de antemano". "No hemos empleado bombas de aviación de racimo, no fue necesario", afirmó el general.

DISTINTOS ACUERDOS

El embajador de Rusia ante la Unión Europea, Vladimir Chizov, aseguró que el Presidente francés, Nicolas Sarkozy, presentó a las partes versiones diferentes del plan de paz que puso fin a la guerra relámpago con Georgia, y defendió que Moscú ya cumplió "completamente" con el texto que firmó.

Chizov consideró que las exigencias que hizo la Unión Europea para que Rusia cumpla con su compromiso de retirar sus tropas de suelo georgiano "son quizás el reflejo de una cierta malinterpretación del plan de seis puntos". "Nosotros hemos cumplido el plan firmado por Sarkozy y el presidente Dmitri Medvedev por completo", dijo el embajador, que confió en que en la reunión que mantendrán ambos mandatarios el próximo lunes en Moscú se "resuelva esta confusión".

El embajador afirmó que las tropas rusas que permanecen en la llamada "zona tampón" y en la ciudad georgiana de Poti están compuestas por 500 soldados en tareas "de pacificación" y vigilancia "y están preparadas para cooperar con los observadores de la OSCE". Hasta que no lleguen estos observadores y la zona no esté totalmente "pacificada" las fuerzas rusas permanecerán en el territorio, dijo.

"Otras medidas de seguridad adicionales están también claramente mencionadas en el plan firmado por Sarkozy y Medvedev", recalcó.

De acuerdo al embajador, cuando se aclare este "malentendido" podrá superarse la "vinculación artificial" entre la retirada de soldados y las negociaciones de un acuerdo de asociación con la UE.

En cuanto a las supuestas diferencias entre los textos que pusieron fin a la "guerra relámpago" desatada en el Cáucaso, el embajador especificó que en el texto que firmó el Presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, "faltaba el preámbulo". Además, añadió que en la versión georgiana se borró la parte referida a las futuras discusiones sobre el estatus de las provincias secesionistas de Osetia del Sur y Abjasia, cuya independencia reconoció Moscú.

Por último, afirmó que en el texto presentado por la secretaria de estado estadounidense, Condoleeza Rice, a Saakashvili (que se había negado a firmar una primera versión) se añadía una carta de Sarkozy "con sus puntos de vista particulares sobre medidas de seguridad que se describen en el punto 5 (...)Esta carta nunca fue firmada por el lado ruso".

En tanto, el Parlamento de Georgia revocará mañana, en todo el territorio de este país caucásico, el estado de guerra declarado el pasado 9 de agosto, anunció el jefe del Legislativo, David Bakradze. Sin embargo, se mantendrá el estado de excepción en las zonas aún ocupadas por las tropas rusas, informó el canal de televisión Rustavi2.

La sesión parlamentaria en la que se tomará esta decisión tendrá lugar a las 16.00 hora local de mañana. Por orden del Presidente de Georgia el Parlamento decretó el estado de guerra, horas después de la incursión de las tropas rusas en territorio de este país. El pasado 23 de agosto la cámara decidió prorrogar el estado de guerra hasta el 8 de septiembre, pero, a la vista de las circunstancias, ahora ha decidido revocar el decreto.