latercera.cl

1 de octubre de 2008

MUNDO

Oficialismo y oposición de Zimbabwe no logran formar gobierno de unidad nacional

El Presidente Robert Mugabe, y el dirigente de la facción principal del MDC, Morgan Tsvangirai, conversaron una hora, pero no lograron ponerse de acuerdo sobre la distribución de los ministerios.

EFE


30/09/2008 - 14:26

La oficialista Unión Nacional Africana de Zimbabwe Frente Patriótico (ZANUPF) y el opositor Movimiento para el Cambio Democrático (MDC) siguen sin poder formar un gobierno de unidad nacional pese a que sus líderes principales se reunieron nuevamente en Harare.

El presidente zimbabwense y líder de la ZANUPF, Robert Mugabe, y el dirigente de la facción principal del MDC, Morgan Tsvangirai, conversaron durante cerca de una hora, pero no lograron ponerse de acuerdo sobre la distribución de los ministerios en el propuesto gobierno de unidad, dijo un portavoz de la oposición. "Mugabe pretende quedarse con todos los ministerios clave, incluidos Finanzas, Interior (que controla la Policía) y Justicia, lo cual dejará al MDC al margen de la toma de decisiones del Gobierno", dijo el portavoz oficial del partido, Nelson Chamisa.

"El MDC se niega a ser un socio menor del gobierno de unidad ya que compartir el poder significa una sociedad de (partes) iguales", añadió Chamisa, quien aseveró que el acuerdo firmado hace dos semanas por Mugabe y Tsvangirai "está estancado".

Los dos políticos rubricaron el pasado día 15, a instancias de la Unión Africana (UA) y bajo la mediación de la Comunidad para el Desarrollo de África Meridional (SADC), un pacto para formar un gobierno de unidad que, se confía, permitirá sacar al país de la profunda crisis política y económica en que se encuentra desde principios de siglo.

El acuerdo, por el que Mugabe sigue de Presidente y Tsvangirai se convierte en primer ministro, lo firmó, asimismo, el líder del sector minoritario del MDC, Arthur Mutambara, que será uno de los dos viceprimer ministros del país, mientras que el otro surgirá de las filas de la ZANUPF.

Mugabe afirmó ayer, a su regreso de la Asamblea General de la ONU, que Zimbabwe tendrá un gobierno de unidad nacional hacia finales de esta semana.

"Discutimos la distribución de las carteras antes de mi partida (hacia Nueva York) y sólo quedan por resolver cuatro ministerios. No hay ningún estancamiento", aseveró Mugabe.

Sin embargo, el MDC insiste en que las conversaciones están paralizadas debido a la intransigencia de Mugabe y ha pedido que la mediación de la SADC se reanude, esta vez con intervención directa de la Unión Africana.

La SADC encargó esa mediación al entonces presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki, pero éste fue forzado a renunciar del cargo por su propio partido, el Congreso Nacional Africano, el pasado día 21, y no se sabe si la organización regional lo mantendrá como mediador en la crisis zimbabuense.

El pacto para formar un gobierno de unidad, si finalmente entra en vigor, pondrá fin a casi tres décadas de monopolio en el poder de Mugabe, aunque no lo ceñirá a un cargo simbólico, como pretendía Tsvangirai, quien deberá compartir las funciones ejecutivas con su rival.

El nuevo gobierno, en el que Mugabe retiene la jefatura del gabinete y de las Fuerzas Armadas, tendrá a Tsvangirai como presidente de un Consejo de Ministros, cuya tarea será supervisar al gabinete.

El gabinete tendrá 31 carteras, de las cuales 15 serán para la ZANUPF, 13 para la facción del MDC, que encabeza Tsvangirai, y 3 para la minoritaria de Mutambara.