latercera.cl

5 de octubre de 2008

MUNDO

Gobierno argentino promete plan agropecuario en medio de huelga en el campo

Secretario de Agricultura dijo que se trabaja "desde hace rato" en el proyecto, al tiempo que evaluó que "no hay mucho apoyo" a la medida de fuerza de los productores agrarios.

EFE


04/10/2008 - 12:01

El Gobierno argentino aseguró que "pronto" lanzará un plan agropecuario en el que trabaja "desde hace rato" al cumplirse hoy la segunda jornada de una huelga comercial de las patronales rurales en reclamo de soluciones para el sector.

Así lo expresó el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Carlos Cheppi, quien evaluó que "no hay mucho apoyo" a la medida de fuerza, que durará seis días y es la quinta que realizan los productores agrarios en lo que va del año.

Por su parte, Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria, una de las entidades organizadoras de la protesta, afirmó que el paro "no va a afectar a la sociedad" y garantizó que "no va más allá" del próximo miércoles.

"Esta acción no puede provocar que se corten las rutas, que falten alimentos y que haya inseguridad", dijo el dirigente, quien en declaraciones a la bonaerense Radio Mitre indicó que la huelga "tiene más que ver con lo simbólico que con afectar a la sociedad".

Desde este viernes, los hombres del campo no envían ganado vacuno en pie a los mercados ni granos a las industrias ni a los puertos de exportación, en un intento por presionar al Gobierno en una de las principales fuentes de recaudación tributaria, la venta de materias primas al exterior.

La huelga representa el regreso a las protestas agropecuarias tras el relajamiento del conflicto logrado en julio último, luego de que el Parlamento rechazó el esquema de impuestos móviles a las exportaciones de granos que detonó la pelea con el Ejecutivo en marzo pasado.

Pese a que desde entonces los impuestos han vuelto a aplicarse bajo una tasa fija, los productores aseguran que su situación es peor a la que vivían en marzo por el aumento de costos, el bajón de los precios internacionales de los granos y una sequía que muchos consideran la más severa del último siglo.

El secretario de Agricultura dijo que el objetivo del Gobierno es "apostar al diálogo" con los representantes del campo, pero subrayó que "cuando alguien pretende que en una sola reunión se agoten todos los temas, es muy difícil ponerse de acuerdo".

"Se viene trabajando desde hace rato en la búsqueda de medidas que lleven a una producción mucho mayor. Están las propuestas, pero hay que encontrar los caminos" para implementarlas, sostuvo Cheppi en diálogo con Radio 10.

Sin embargo, Buzzi consideró que el Gobierno puso "en el rincón, en penitencia" a las patronales rurales y consideró que las reuniones mantenidas recientemente con las autoridades gubernamentales "fueron absolutamente inconducentes".

El viernes, la protesta se inició con un centenar de concentraciones de productores rurales en diferentes puntos del país y, a diferencia de las huelgas anteriores, prácticamente sin bloqueos de carreteras.

Mientras hoy continuaron efectuándose asambleas de agricultores y ganaderos al costado de varias rutas, en una localidad del centro del país tuvo lugar una concentración de tractores y para la semana próxima hay programadas protestas en Buenos Aires.

A diferencia del masivo apoyo que tuvieron los reclamos del sector rural en la primera mitad del año, ahora el respaldo de la población alcanza apenas el 30 por ciento, según sondeos privados.

En el punto más álgido del conflicto, que provocó una crisis política e hizo caer en picada la popularidad del Gobierno de Cristina Fernández, hubo desabastecimiento y encarecimiento de alimentos a raíz de los bloqueos de carreteras.