latercera.cl

10 de octubre de 2008

MUNDO

Al menos 19 muertos en emboscada rebelde en el sudeste de Perú

Remanentes del grupo rebelde Sendero Luminoso fueron los autores del hecho que ocurrió ayer en la noche. Tres personas resultaron heridas de gravedad.


10/10/2008 - 13:34

Miembros del grupo Sendero Luminoso son los autores del ataque

Miembros del grupo Sendero Luminoso son los autores del ataque

Una emboscada perpetrada por remanentes del grupo izquierdista armado Sendero Luminoso contra una patrulla militar dejó ayer 12 soldados y siete civiles muertos en la sierra central de Perú, según informaron las Fuerzas Armadas.

El hecho se produjo en la provincia de Tayacaja, departamento de Huancavelica, unos 445 kilómetros al este de Lima, cuando los militares regresaban en cuatro camiones de un acto cívico en el distrito de Tintaypuncu.

Las Fuerzas Armadas, mediante un comunicado, indicaron que los presuntos senderistas detonaron cargas explosivas al paso de los vehículos, que también transportaban a varios pobladores de la zona, e inmediatamente hicieron disparos, lo que desató un enfrentamiento de varias horas.

Otros 11 militares y un número no precisado de civiles resultaron heridos, tres de ellos se encuentran graves. También se reportó la desaparición de algunos uniformados y la pérdida de armamento.

En tanto, el grupo Sendero Luminoso no tuvo bajas ni se registraron detenciones de sus miembros luego del ataque a un convoy de camiones que transportaba civiles y militares en una zona cocalera de Perú, informaron fuentes castrenses. "Muertos (senderistas) en el lugar no hay, por lo menos hasta donde nos han informado (...) Pueden haber heridos que se los hayan llevados ellos", dijo un portavoz del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, quien además confirmó que tampoco hay detenidos entre los atacantes.

Hasta antes de la emboscada, las Fuerzas Armadas habían dado cuenta de la muerte de cinco presuntos senderistas y de un soldado, así como de heridas sufridas por 18 uniformados.

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas indicó que seguirá "empeñado" en acabar con los remanentes de Sendero Luminoso en un marco de "respeto de los derechos humanos" hasta "consolidar la pacificación nacional".

Los militares llevan a cabo desde agosto una amplia operación antisubversiva en la zona conocida como VRAE (Valle de los ríos Apurímac y Ene) que abarca territorios de los departamentos de Junín, Ayacucho y Cusco, en los que también hay fuerte presencia de narcotraficantes por ser un área de producción cocalera.

Remanentes de Sendero Luminoso tienen presencia en algunas zonas de la selva y los Andes del país. A pesar de los duros golpes recibidos, como la captura de sus principales dirigentes en los años 90, el grupo armado amenazó con reanudar la guerra en el país.