latercera.cl

9 de noviembre de 2008

MUNDO

Revelan que avión accidentado en México sufrió "abrupta pérdida de control"

En la tragedia perdieron la vida el ministro de Gobernación, Juan Camilo Mouriño y el ex zar antidrogas José Luis Santiago Vasconcelos, además de otras 12 personas.

DPA


08/11/2008 - 16:02

El piloto del avión que cayó el martes en Ciudad de México, con el resultado de 14 muertos -entre ellos el ministro de Gobernación, Juan Camilo Mouriño- tuvo "una pérdida de control súbita de la aeronave" en los últimos segundos, por causas desconocidas, informaron hoy las autoridades.

En un recorrido por la zona del accidente, el director general de aeronáutica civil de México, Gilberto López Meyer, dijo que hubo una "maniobra muy brusca" de cambio de trayectoria segundos antes de que el avión cayera, a más de 500 kilómetros por hora.

La caída del Lear Jet 45, en el que viajaban varios funcionarios, provocó la muerte de Mouriño, y el ex zar antidrogas José Luis Santiago Vasconcelos, además de otras siete personas que iban a bordo y cinco en tierra.

Según explicó López Meyer, el cambio de trayectoria súbito, de sur a norte, en los últimos segundos muestra "clarísimamente" la pérdida de control. Hasta minutos antes el piloto llevaba una comunicación normal con la torre de control, y todos los parámetros eran adecuados.

"El día de ayer, en otra aeronave, en este caso en un helicóptero, duplicamos la trayectoria que siguió la aeronave a las velocidades aproximadas", señaló López Meyer, y "ciertamente es muy brusca la maniobra y eso claramente comprueba lo que suponíamos, que es una pérdida de control".

En base a resultados de una serie de análisis, las autoridades descartaron la colocación de algún explosivo en el avión y una  falla en los motores. También se descartan problemas de despresurización o que el piloto hubiera quedado inconsciente.

RESTOS DE LA NAVE PERMANECEN EN LA ZONA
Los restos del avión siguen desparramados en un área relativamente despejada en medio de una zona de oficinas de lujo de Lomas de Chapultepec, cerca de la Fuente de Petróleos de Ciudad de México, y comenzarán a ser recogidos en las próximas horas.

Las autoridades permitieron hoy a la prensa ver desde una plataforma las condiciones en que quedó la zona, antes de que los restos del avión se lleven a un hangar esterilizado en el aeropuerto de la capital mexicana.

En el recorrido, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Luiz Téllez y López Meyer explicaron que, después del primer impacto en tierra, se fracturó el ala izquierda del avión.

El fuselaje continuó arrastrándose con la mayor parte del ala derecha, salvo una punta que quedó incrustada en un automóvil, y fue a golpear contra un edificio de forma lateral. Varios autos quedaron completamente incendiados.

El hecho de que el avión haya caído en un área con pocos edificios, pese a estar rodeada de torres de oficinas, evitó que la catástrofe fuera mayor.

"No sabemos exactamente por qué siguió este curso, es precisamente lo que se está analizando, pero lo que es muy importante es que dentro de lo trágico y del dolor que todos tenemos, la tragedia se minimizó porque el perímetro de afectación fue relativamente pequeño", dijo Téllez.

Aunque las autoridades mexicanas esperan tener la próxima semana el análisis de las cajas negras con datos del avión y conversaciones de la cabina, Téllez señaló que los resultados completos de las pesquisas podrían tomar varios meses.

Peritos estadounidenses, británicos y mexicanos que trabajan en las investigacioes indicaron que "terminar una investigación total en 11 meses es (normalmente) un tiempo récord", señaló.