latercera.cl

9 de noviembre de 2008

MUNDO

Gobierno de EEUU ordena expulsión de diplomáticos venezolanos

Los funcionarios solicitaron al Departamento de Estado de ese país un cambio de sedes, no esperaron la autorización y se mudaron sin permiso oficial.

AP


08/11/2008 - 19:31

El Departamento de Estado norteamericano ordenó que una docena de funcionarios del consulado venezolano en Houston abandonen el país, luego de que el gobierno sudamericano mudó sus oficinas en la ciudad antes de recibir el permiso pertinente.

Los funcionarios tienen hasta el domingo para salir del país, dijo un funcionario del Departamento a la edición sabatina del diario Houston Chronicle.

El rotativo informó que la oficina consular fue cerrada el viernes y se colocó una notificación en la ventana aduciendo para ello circunstancias "fuera de nuestro control".

Una notificación similar fue publicada en el sitio de internet del consulado el sábado.

La expulsión se debe al pedido hecho por el consulado el 2 de agosto de trasladar su sede en Houston a otra área a menos de ocho kilómetros (5 millas) de distancia.

De acuerdo con el protocolo internacional, todas las misiones diplomáticas en Estados Unidos deben de pedir permiso al Departamento de Estado, que tiene 60 días para responder. Tales pedidos son considerados sin embargo como una mera formalidad.

El 18 de septiembre, aunque el Departamento de Estado no había respondido al pedido, las autoridades se enteraron de que la sede en Houston tenía un nuevo domicilio de acuerdo con el sitio en internet de la embajada venezolana, dijo un funcionario de alto nivel de la cartera al Chronicle, bajo pedido de no ser identificado al no estar autorizado para hablar del tema.

Funcionarios del departamento advirtieron entonces al gobierno venezolano que debería dejar de trabajar desde su nueva oficina. Sin embargo, a inicios de octubre, se enteraron de que la oficina consular seguía en funciones.

El 31 de octubre, le informaron al gobierno venezolano que estaba revocando las visas, inmunidad y privilegios de los 12 empleados de la sede.

Ese mismo día, sin embargo, el Departamento aprobó la mudanza. Angelo Rivero Santos, segundo al frente de la misión diplomática venezolana en Washington, Distrito de Columbia, se negó a responder a las preguntas del rotativo sobre el consulado.