latercera.cl

24 de noviembre de 2008

MUNDO

Pilotos de avión en que murió ministro mexicano tenían licencias irregulares

La información fue confirmada hoy por el Gobierno.

DPA


21/11/2008 - 18:45

Los pilotos del avión oficial que se estrelló hace tres semanas en México, con el resultado de 15 muertos, contaban con licencias de operación irregulares, informó hoy el ministro de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez.

"Las irregularidades observadas, ocurridas entre octubre de 2007 y marzo de 2008, consisten en simulación del cumplimiento de horas de vuelo, carencia de autorización de un instructor calificado y omisiones de supervisión, entre otros", dijo Téllez.

Como consecuencia se inició un proceso de revocación de licencia al centro de capacitación aeronáutica y un procedimiento ante la Secretaría de la Función Pública para que investigue si servidores públicos convalidaron "posibles irregularidades de terceros".

En el accidente, que al parecer se debió a una turbulencia ocasionada por una aproximación excesiva del Learjet 45 a un Boeing 767, murieron el ministro de Gobernación Juan Camilo Mouriño y el ex zar antidrogas José Luis Santiago Vasconcelos.

El piloto y el copiloto habían sido contratados por una empresa privada que ganó una licitación para encargarse del mantenimiento, operación y limpieza de la aeronave el año pasado.

Ambos contaban con licencia para volar y con el certificado específico necesario para operar el Learjet, pero las grabaciones de la caja negra evidenciaron que desconocían el instrumental de la aeronave y desorientación geográfica.

"En uno de los casos, la revalidación de la licencia se obtuvo mediante procedimientos presuntamente irregulares, realizados por un centro de capacitación aeronáutico en el aeropuerto de Toluca y que podrían haber sido avalados por un servidor público", afirmó Téllez.

En una carta, el centro de capacitación que certificó la experiencia del piloto reconoció que "en efecto se presentaron conductas fuera de la norma", en respuesta a un requerimiento oficial de información.

Además se detectaron fallas en el proceso de licitación, como el hecho de que no se exigió específicamente la licencia de operación del taller de mantenimiento ni un mínimo de horas de vuelo de los pilotos.

Téllez informó que el gobierno mexicano solicitó a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) una auditoría, que comenzó hace dos días, para investiguar si el día del accidente los controladores aéreos cumplieron con los parámetros requeridos.

Asimismo, se le encargó hacer una auditoría en todo el país de los sistemas de radar y procesamiento de información de plan de vuelo "para certificar la disponibilidad y confiabilidad" de la infraestructura de control aéreo.