latercera.cl

15 de mayo de 2008

NACIONAL

Oremi del Maule viaja hacia volcán Peteroa para instalación de sismómetros

"Por ahora llamamos a la calma, pues es muy probable que se trate del derretimiento de glaciares que se encuentran en las cercanías del volcán", señaló el director regional de Oremi.

María José Henríquez , Angélica Baeza y Paula Riquelme


14/05/2008 - 13:54

El aumento de fumarolas que emanan desde la boca del volcán Peteroa obligó a un equipo de la Oficina Regional de Emergencias, Oremi, de la región del Maule a desplazarse hasta la cumbre del volcán, ubicado en la alta cordillera de la provincia de Curicó, a fin de monitorear su actividad volcánica.

El jefe regional de Oremi, Julio Castiglione, informó que "el Peteroa es un volcán de cráter abierto que presenta un aumento en la cantidad de fumarola, por lo que estamos viajando a medir su actividad volcánica."

Castiglione, quien viaja acompañado de personal de Oremi Curicó y un equipo de rescate andino de Talca, dirigidos desde Santiago por el vulcanólogo Juan Cayupi, instalará sismómetros en el lugar a fin de monitorear la actividad del volcán con el objetivo de encontrar el motivo del aumento de fumarolas.

En tanto, un llamado a la tranquilidad hizo el geólogo del Instituto Argentino de Nivología y Glaciología, Dario Trombotto, al referirse al incremento en la actividad del Volcán Peteroa, ubicado en la zona fronteriza de la Región del Maule."Por ahora llamamos a la calma, pues es muy probable que se trate del derretimiento de glaciares que se encuentran en las cercanías del volcán", señaló el director regional de Oremi del Maule.

En conversación con La Tercera.com, el científico explicó que si bien la actividad registrada en el volcán Peteroa puede considerarse como algo normal en esta época del año, hay un incremento que está siendo analizado por expertos.

"Son actividades que está mostrando el volcán desde hace bastante tiempo, solamente que hay mayores cantidades de fumarolas, emanaciones gaseosas".

Al respecto, precisó que en el último tiempo se han registrado al menos 16 fumarolas, las que si bien "han aumentado, debería darnos un poco de tranquilidad porque esos gases mientras puedan salir, bajan las presiones en la parte superficial del volcán", ubicado frente a la comuna de Teno y a 90 kilómetros al oeste de la ciudad argentina de Malargüe.

Trombotto aclaró además que el hecho no tiene ninguna relación con la erupción del volcán Chaitén, cuyas cenizas también han afectado a gran parte del territorio argentino.

"El grado geotérmico es altísimo en este momento, lo cual está denotando esa gran actividad volcánica, pero no tiene nada que ver con la actividad que sufrimos todos en el sur con el Chaitén. Esta es una cosa que es más larga y tenemos suerte de que esté escapando a través de muchas fumarolas".

Asimismo, añadió que el Peteroa "está largando mucho vapor de agua y está largando bastantes emanaciones de azufre, posiblemente sulfídrico. Hay bastante mal olor. Depende como se muevan los vientos puede llegar al valle en la zona argentina".

El geólogo sostuvo que si bien es muy preocupante el deshielo de los glaciares del volcán por ahora no hay riesgo de que los ríos incrementen sus caudales y se produzcan inundaciones.

"Habría que tranquilizarse que hasta ahora no hay ninguna alarma general (...) El volcán hay que seguirlo y que observarlo, monitorearlo. Deberían producirse por ejemplo pequeños sismos, pequeños indicadores que nos alertarían llegado el caso para tomar medidas", indicó.

El vulcanólogo de la Onemi, Juan Cayupi, coincidió con el experto argentino al señalar que esta actividad podría estar relacionada con el deshielo de los glaciares.

El Peteroa constituye el punto más alto de la región del Maule, con 4.100 metros y está ubicado en el límite con Argentina, donde es conocido también como volcán Azufre. En sus alrededores existen varios glaciares los que originan el río Claro, el cual se une al río Teno en Los Queñes.

EL DÍA