latercera.cl

30 de mayo de 2008

NACIONAL

Intendente Erazo evaluó positivamente primera jornada con albergues por ola de frío

La meta autoimpuesta es contar con 500 cupos disponibles.


29/05/2008 - 14:11

Un positivo balance realizó el intendente de la Región Metropolitana, Álvaro Erazo, al plan de asistencia para personas en situación de calle que, producto de las bajas temperaturas pronosticadas para la capital, comenzó a aplicarse desde anoche en Santiago.

Al respecto, la máxima autoridad regional señaló que lo que se busca es proteger a personas que duermen a la intemperie arriesgando su vida y, para ello, se ha articulado esta Red de Calle desde la Intendencia en coordinación con el hogar de Cristo y otras instituciones no gubernamentales, con el fin de evita al máximo tener que lamentar que quienes están en extrema vulnerabilidad fallezcan por no haber podido asistirlos a tiempo.

"Lo que hemos hecho es fundamentalmente reforzar los cupos disponibles en las hospederías que tiene el Hogar de Cristo,  Gente de la Calle, y otros organismos que pertenecen a la red, y  que se encuentran  distribuidos en diez puntos de Santiago. El objetivo es que  cuando se registren temperaturas bajo cero exista un albergue que les proporcione atención", indicó Erazo.

La meta autoimpuesta, según señaló el intendente metropolitano, es contar con 500 cupos disponibles. Esto, mediante recursos de la Intendencia, a través del ministerio del Interior, y también por la vía de la ampliación de convenios marco que tiene el Hogar de Cristo con servicios como Fonasa. 

Las declaraciones fueron emitidas esta mañana, en el marco de la visita realizada por la autoridad regional a uno de las hospederías del Hogar de Cristo, ocasión en la que se reunió con el director de la institución, Benito Baranda.

Sobre la iniciativa, Baranda señaló que "por segundo año consecutivo la Red Calle, el hogar de Cristo y la Intendencia Metropolitana se encuentran trabajando en conjunto con la gente en situación de calle. Este año nos hemos anticipado a los meses de más frío. La idea es poder albergar la mayor cantidad de personas ampliando la cobertura, llegando a doscientas camas adicionales durante la semana".

EL DÍA