latercera.cl

4 de julio de 2008

NACIONAL

Balacera deja un delincuente muerto y dos carabineros heridos en La Florida

Sandro Ortega se dio a la fuga luego que no respetara un control vehicular. Huyó por los techos de unas viviendas, siendo perseguido por motoristas de Carabineros. El sujeto sacó un arma e hirió a los funcionarios.

Patricio Salazar


03/07/2008 - 13:53

Dos carabineros heridos a bala y un delincuente muerto en el pasaje Ojos del Salado, dejó una balacera registrada en horas de esta mañana en la comuna de La Florida.

Cerca de las 10 horas, funcionarios de la institución realizaban controles vehiculares en calle Punta Arenas, a la altura del 7.700, cuando un Chevrolet Corsa no respetó la medida, lo que generó una persecución policial.

La policía siguió el automóvil hasta que éste chocó con un vehículo particular en la intersección de las calles Santa Raquel con Los Alerces. Del Chevrolet bajó un sujeto -identificado como Sandro Ortega Martínez - que escapó en dirección a un almacén cercano. Premunido de una arma de fuego, amenazó a los dependientes para acceder al patio posterior de inmueble y empezar a arrancar a través de los techos de las viviendas del pasaje Ojos Salados, hasta parapetarse en un taller de pintura de automóviles.

Ocho funcionarios de carabineros siguieron a Ortega Martinez a través de los techos, ingresando al taller. Ahí fueron emboscados por el delincuente, quien los atacó a balazos y con dos perros pitbull que se encontraban en el lugar.

Debido a la agresión, los policías Fredy Opazo Díaz y Guillermo Caballero Carvacho resultaron heridos a bala en el muslo y brazo izquierdo respectivamente, mientras que un tercero, identificado como Andrés Flores Almonacid, salvó ileso gracias a su chaleco antibalas: "Bajé por una escalera y entré al interior del inmueble, en eso me doy vuelta y me dispararon", relató. Tras caer al suelo, fue atacado por perros pitbull, los que fueron sacrificados por carabineros.

Los otros cinco uniformados cayeron del techo debido a la balacera y presentan heridas de diversa consideración. Ellos son Reinaldo Tizano Millar, quien tiene una fractura vertebral producto de la caída; Juan Parra Valenzuela, quien tiene un esguince de muñeca izquierda; Wilson Agusto Cisterna, quien tiene una lesión en la pierna izquierda; Mauricio Abarca Calderón, que fue mordido por uno de los perros y Luis Cáceres, quien resultó policontuso.

Los efectivos finalmente abatieron a Ortega Martínez, a quien se le encontraron entre sus pertenencias pequeñas dosis de pasta base y marihuana, además de dos cargadores para su pistola. El sujeto tenía una orden de detención por tráfico de drogas y una condena por maltrato de obra a carabineros. Según declaraciones de José Ortega y Angélica Martinez, padres del fallecido, su hijo trabajaba en ese taller.

Una vez calmada la situación y debido a la gravedad de las lesiones, los uniformados fueron trasladados en una unidad aeropolicial hasta el hospital institucional.

De acuerdo al testimonio del conductor del vehículo chocado por Ortega, Bernardo Paredes -quien iba con su padre de copiloto- "el auto salió de la nada y me choca por el costado donde estaba mi papá, después de eso, el tipo se bajó del auto, hizo un ademán de acercase donde estaba yo, pero ante la presencia de carabineroas prefirió arrancar".

Producto del choque, el padre de Paredes resultó con un hematoma en su rostro, siendo trasladado hasta el Hospital Sótero del Río.


EL DÍA