latercera.cl

22 de julio de 2008

NACIONAL

Clínica iniciará sumario interno para determinar responsabilidad en quemaduras a bebé recién nacido

El menor lesionado permaneció tres horas envuelto en una frazada térmica, lo que será investigado por la Fiscalía Centro Norte.

Patricio Salazar


21/07/2008 - 16:43

Con el 30 por ciento del cuerpo quemado y en estado de extrema gravedad permanece internado en la Clínica Santa María el recién nacido de dos días de vida, debido a una presunta negligencia ocurrida ayer en una maternidad privada de la capital.

Según información entregada por personal médico del centro asistencial, el bebé- Amaro Tolorza Díaz- tiene quemaduras profundas; fallas orgánicas múltiples; y está bajo respiración mecánica junto con apoyo de drogas de vasoactivas y diálisis permanente.

En tanto, el menor es constantemente sometido a curaciones de las profundas heridas, las que se concentran en el dorso, glúteos, y en la región occipital de la cabeza, según informaron el director médico de la Clínica Santa María, Cristián Ugarte, y Marcela Milad, médico jefe de la Unidad de Neonatología.

A través del doctor Cristián Palma, director médico de la Clínica Presbiteriana Madre e Hijo, el centro asistencial entregó la versión de los hechos acontecidos el día de ayer.

Mediante un comunicado, la clínica indicó que "el niño nació con marcada hipotermia debido a lo cual se hizo una terapia de calentamiento por conversión, en el curso del cual sufrió una quemadura que se manejó con las medidas correspondientes". En el texto leído por el facultativo, se anunció el inicio de un sumario interno.

"Se ha instruido una investigación de los antecedentes relacionados al caso con la finalidad de establecer circunstancias y causas dado que lo acontecido es por completo ajeno a los estándares, criterios y oportunidades de atención de nuestro establecimiento", dijo el doctor.

Por otro lado, se informó que luego de darse cuenta de los daños del menor, se llamó a un cirujano infantil externo a la clínica, el que indicó que lo mejor era trasladar al niño a la Clínica Santa María.

Según el profesional, el centro médico ha entregado toda la ayuda y apoyo a la familia del menor lesionado, "desde que se tomaron en consideración los hechos".

En tanto, la Fiscalía Centro Norte llevará el caso, por lo que la fiscal Andrea Rivera se constituyó en la Clínica Presbiteriana Madre e Hijo- en la que nació el menor, siendo cubierto por una frazada térmica y puesto en una incubadora por tres horas, según afirmó la fiscal, lo que habría originado las lesiones al lactante, por lo que fue trasladado a un recinto más especializado para intentar salvarle la vida.

"La frazada es de origen de la clínica y es un procedimiento que se realiza habitualmente en este recinto hospitalario", dijo Rivera. En tanto, la persona que efectuó el procedimiento ya está identificada. Asimismo, el bebé tiene sólo el 10% de opciones de salvar su vida y permanece sedado.

Los progenitores están muy afectados con lo ocurrido y a la espera de que el pequeño pueda sobrevivir. El padre, Pablo Tolorza, dijo que la maternidad responsable de la presunta negligencia pagará todos los gastos del tratamiento, pero tiene toda la esperanza de que su hijo sobreviva.

En tanto, personal policial se ha hecho presente en la Clínica Santa María para tomar declaraciones a los padres del recién nacido e iniciar una investigación sobre el hecho.


EL DÍA