latercera.cl

1 de agosto de 2008

NACIONAL

Alumna que agredió a ministra de Educación tiene prohibido el ingreso a clases para mañana

El Consejo de Profesores del establecimiento decidió cancelarle esta mañana la matricula para el 2009 a la estudiante. Sin embargo su madre acusa un llamado telefónico de la inspectora general informándole que su hija no podrá asistir mañana.

La Tercera.com


31/07/2008 - 19:51

Según confesó a La Tercera.com la madre de María Música Sepúlveda, la estudiante de 14 años que lanzó agua a la ministra de Educación Mónica Jiménez, su hija tiene prohibido el ingreso a clases el día de mañana.

Así se lo informó la inspectora general del liceo Darío Salas, Paula Torres Castillo, vía telefónica, a eso de las 18:30 horas de esta tarde. De lo que no se le puso el tanto a Ruth Cavieres en la llamada fue de la confirmación de la decisión del establecimiento de cancelarle la matrícula a su hija para el año 2009.

Tras ser informada por La Tercera.com acerca de esta última medida, la madre de María Música dijo: "Siento mucha pena si es así", pero "por el momento la inspectora general, Paula Torres Castillo, y doy su nombre para que los auditores sepan, me acaba de llamar por teléfono para decirme que mi hija no puede ingresar mañana al colegio y que tengo que ir a hablar con inspectoría y ni siquiera me dijo con quién".

Cavieres agregó que mañana irá a dejar a su hija al establecimiento con todos quienes quieran acompañarla. "Voy a ir a dejarla con todos los que quieran defender la lucha que estamos llevando, esto es, una protesta generalizada en contra del proyecto de ley Genaral de Educación (LGE)", sostuvo.

Como se supo hoy, y luego de tres días de debate, el Consejo de Profesores del liceo Darío Salas decidió cancelar la matrícula de la menor. Con la resolución, María Música podría terminar su año académico en el liceo, pero deberá matricularse en otro establecimiento para continuar sus estudios el próximo año. La madre de la estudiante tiene tres días para apelar al fallo.

Asimismo, la mujer acusó una presión hacia los profesores del liceo por parte de las autoridades de Educación para cancelar la matrícula de María Música. "Por supuesto que los profesores fueron utilizados en contra de María Música, los maestros están para educar, no para juzgar", sentenció.

"EXPRESIONES SINIESTRAS DE LA MINISTRA"

El descontento de la madre se deja sentir, en especial contra la ministra de Educación Mónica Jiménez. Ruth Cavieres acusa a la titular del Mineduc no sólo de presionar a los profesores, sino que de avalar lo que llama represión policial contra los estudiantes.

"Las expresiones de la ministra son siniestras. Ella se alegra y avala que los carabineros tomen detenidos a los estudiantes. Debiera escuchar a la ciudadanía y haber renunciado hace rato"

El descargo de la mujer tiene que ver con las palabras de Jiménez, quien hoy expresó que "me alegro que esta decisión (la cancelación de la matricula) sea a final de año, yo creo que lo preocupante era que pudiera ser a mitad de año. Yo felicito al Consejo de Profesores porque ella pueda cambiarse de establecimiento dentro del período de vacaciones".

Por otra parte, Cavieres dijo ayer que si su hija era sancionada, tomaría acciones legales para evitar que a Música le cancelaran la matrícula  definitivamente. "Hoy voy camino hacia una oficina de abogados para evitar esta situación, ayer ya me reuní con la Unicef y organismos internacionales para tomar acciones en contra de esta decisión. Contamos con el apoyo del Colegio de Profesores, (incluso) me han llamado algunos partidos políticos con los cuales hemos de tomar cartas en el asunto".

En tanto, la Secretaría Ministerial de Educación de la Región Metropolitana dijo que "no le corresponde pronunciarse respecto de la medida tomada, sino en términos de respaldar la autonomía de los equipos profesionales y directivos de los establecimientos educacionales, en el marco del Reglamento Interno de convivencia escolar que ellos mismos se han dado, que está en conocimiento de las familias y que ellas suscriben".

En su comunicado, la Secretaría sostiene que la familia de la joven tiene derecho a la apelación, "dando a conocer en esa instancia sus argumentos de descargo frente a la decisión tomada por el Liceo.  Una vez recibidos los descargos, la misma instancia escuchará los argumentos y votará su decisión final.

"En el contexto de que la decisión se ratifique, la Municipalidad de Santiago tiene prevista la opción de ofrecerle otro establecimiento de la comuna para la continuidad de sus estudios. Será la decisión familiar la que determine su aceptación o rechazo", añade.

"En cualquier otra circunstancia, es nuestra responsabilidad, como Secretaría Ministerial de Educación, asegurar a la alumna afectada la continuidad de sus estudios, dada la normativa vigente que desde el año 2003 hace obligatorios doce años de escolaridad para todos los niños, niñas y jóvenes en nuestro país. Realizaremos en ese evento todas las gestiones necesarias para garantizar este derecho", concluye.


EL DÍA