latercera.cl

4 de agosto de 2008

NACIONAL

Fiscalía de Las Condes advierte sobre nueva estafa por internet

Entre 10 y 15 denuncias mensuales se generan por fraude a través de sitios web. Las víctimas, tanto compradores como vendedores, son estafados con dinero y artículos.

Consuelo Argandoña


03/08/2008 - 10:04

Quería comprar un notebook. Vio una oferta en uno de los sitios web de remates e hizo el contacto con el vendedor. Tras una serie de llamadas y un depósito en efectivo, esperó con ansias la encomienda que llegaría a su casa. Pero al abrirla se encontró con una desagradable sorpresa: una plancha y varias piedras.

Este es el caso de la estafa vía internet sufrida por una profesional en Las Condes y que se ha hecho cada vez más común, según las denuncias recibidas por la Fiscalía de Las Condes.

La policía lo bautizó como el "cuento del tío digital", ya que los compradores caen en las trampas de ofertas y precios de delincuentes que simulan ser un negocio especialista en ventas de cámaras fotográficas, videos o computadores que se promocionan y transan por internet.

Los delincuentes logran superar un obstáculo para estafar a sus víctimas: se crean varios perfiles de vendedores y compradores. Con ello generan negocios ficticios para acumular puntajes y crean un perfil de confiabilidad.

Según la Fiscalía de Las Condes, entre otras, se ha detectado la venta de productos de la Zona Franca de Iquique. La víctima contacta por teléfono al vendedor y éste dice que le enviará el artículo por servicio de encomienda express, previo depósito del dinero. Luego el artículo nunca llega a destino.

El fiscal jefe de Las Condes, Rodrigo de la Barra, explica que "esta es una modalidad delictiva novedosa que se ha ido masificando. La gente se ha acostumbrado a comprar por internet, pero muchas veces no toma los resguardos pertinentes", dijo.

Otra de las formas de estafa es contactar a personas que venden sus artículos. Los delincuentes se muestran interesados por el producto y dan todas las garantías de pago a través de depósitos que realizan a través de cajeros automáticos con sobres cerrados o cheques. El banco recepciona el depósito que aparece como efectuado y la víctima entrega el objeto. Pero 24 horas más tarde, cuando los depósitos se liberan, el banco le informa que el sobre no contiene dinero o que los cheques eran robados.

Según cifras de la Fiscalía Oriente, se reciben entre 10 y 15 denuncias mensuales de este tipo, todas afectan a profesionales o personas mayores que buscan artículos más económicos.


EL DÍA