latercera.cl

6 de agosto de 2008

NACIONAL

Presentan querella en contra de médico que dejó que su hijo de 11 años operara a paciente

La ministra de Salud, María Soledad Barría, dijo que buscará clarificar la denuncia contra el médico ecuatoriano Olmedo Valencia Lemus.

Alejandra Lobo


05/08/2008 - 19:10

Miriam Briceño Montaño

Miriam Briceño Montaño

Fuertes dolores en su brazo derecho, imposibilidad de mover dedos de una de sus manos y la posibilidad de que se le corte el tendón derecho, son algunas de las secuelas que presenta la asesora del hogar Miriam Briceño Montaño, de 44 años, tras ser intervenida quirúrgicamente por un niño de 11 años en el Hospital de Iquique, quien es hijo de su médico tratante.

Aunque la insólita situación se registró el 19 de julio del 2006,  recién en las últimas horas se presentó una querella en contra del médico ecuatoriano Olmedo Valencia Lemos.

De acuerdo al relato de la víctima, la operación debía practicársela debido a que tenía el nervio carpiano de la mano derecha obstruido y para practicar la intervención fue citado el personal habitual al pabellón. "Lo extraño fue cuando el médico dejó ingresar a su hijo de 11 años, quien se puso delantal, mascarillas y guantes, solicitándole las instrucciones a su padre para colocarme la anestesia local", aseveró la mujer.

La afectada indicó que – posteriormente – el facultativo le dijo al personal de la sala de que la operación sería practicada por él y su hijo. "De hecho, toda la intervención fue llevada a cabo por el menor, hasta la incisión y era guiado por su padre. Además, demostraba conocimiento en el instrumental médico que debía utilizar. Al final el médico me felicitó y el niño argumentó que me había portado mejor que la abuelita, por lo tanto, sospecho que había participado en otras operaciones", dijo la mujer.

Briceño aseveró que tras la operación, no fue le fue recomendado ningún tratamiento y que tras dos meses con la misma venda, fue a consultar al mismo profesional quien la derivó a un kinesiólogo. "He tenido secuelas graves, tengo hijos y nietos cargo, pero la operación me impide mover la mano y perdí mi trabajo. Cuando me operaron no podía contradecir al médico, a pesar de que me parecía anormal lo que estaba ocurriendo", sentenció.

A raíz el caso, la abogada Jenny Aliaga solicitó pena de presidio para el cirujano ecuatoriano Olmedo Valencia Lemos, a través de una querella presentada en el Tribunal de Garantía de Iquique.

La jurista indicó que exámenes médicos paralelos demostraron que la afectada presenta secuelas graves y daños irreversibles en su mano derecha. "Aquí no hay un actuar negligente, sino doloso y premeditado del médico, además de responsabilidades administrativas del Servicio de Salud de Iquique que permite que uno de sus médicos opere apoyado por un niño, que no tiene la experticia necesaria para hacerlo", subrayó.

Sobre el caso, el subdirector administrativo del Hospital de Iquique, Rafael Villalobos, informó que la situación es materia de sumario y que, mientras tanto, el profesional sigue desempeñando funciones en el recinto, aunque se le recordaron las normas que establece el reglamento para la práctica de intervenciones quirúrgicas.


EL DÍA