latercera.cl

12 de agosto de 2008

NACIONAL

Declaran admisible demanda de jueza lesbiana Karen Atala ante Corte de DDHH

La denuncia fue presentada en noviembre de 2004.

Orbe


12/08/2008 - 12:44

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, declaró admisible la denuncia de discriminación por orientación sexual, originada en el fallo de la Corte Suprema que despojó a la jueza Karen Atala de la tuición de sus tres hijas.

La denuncia ante la CIDH fue presentada en noviembre de 2004, seis meses después de una decisión del máximo tribunal de justicia basada en el supuesto perjuicio al bien superior de las tres hijas ocasionado por la convivencia de la madre con su pareja homosexual.

En su calidad de denunciantes ante la CIDH, la Corporación Humanas, el Centro de DD.HH. de la Universidad Diego Portales y Libertades Públicas Asociación Gremial, dieron a conocer la decisión del organismo interamericano, en cuyo informe se establece la posibilidad que el Estado chileno haya violado la Convención Americana sobre Derechos Humanos, a través de una resolución judicial que vulnera las garantías que protegen la igualdad, la vida privada y familiar, el debido proceso y los derechos del niño.

El dictamen de la CIDH desestimó la argumentación del Estado que, a través de la Dirección de DD.HH. de la Cancillería, solicitó la inadmisibilidad de la denuncia y defendió la resolución de la Corte Suprema, asegurando que se basaba en el interés superior de las niñas. Según revela el informe de admisibilidad, el Ministerio de Relaciones Exteriores sostuvo que la convivencia de la madre con una pareja del mismo sexo "se estimó inconveniente para la formación y riesgoso para el desarrollo de las menores en el actual contexto de la sociedad chilena".

Los abogados Lorena Fríes, presidenta de Corporación Humanas, y Nicolás Espejo, director del Centro de DD.HH. de la UDP, lamentaron que a través de su defensa el Gobierno reivindique un fallo judicial que discrimina contra las madres y padres homosexuales, al distinguir de manera arbitraria e irrazonable entre la habilidad de padres heterosexuales y homosexuales para cuidar a sus hijos adecuadamente.

Anunciaron que en la etapa del proceso que ahora se inicia pedirán a la CIDH que apruebe el informe de fondo y lo presente ante la Corte Interamericana se DD.HH. para que se establezca la responsabilidad del Estado por la violación de derechos garantizados. También solicitarán que se le ordene al Estado asegurar la no repetición de estos hechos, a través de medidas legislativas y de políticas públicas a favor de la tolerancia y no discriminación.

Entre estas medidas, mencionaron la necesidad de garantizar el pleno derecho a la crianza, patria potestad y cuidado personal de los hijos, excluyendo cualquier discriminación basada en la orientación sexual de los progenitores.

Finalmente, solicitaron que el Estado emprenda acciones efectivas para promover los valores de respeto e inclusión para las minorías sexuales.

 


EL DÍA