latercera.cl

5 de septiembre de 2008

NACIONAL

Detective negó autoría de disparo a superior en Antofagasta

Se aplazó para noviembre el juicio oral simplificado donde se determinará si el inspector inculpado es inocente del disparo que le ocasionó la muerte al  jefe de la Brigada de Robos de la Policía de Investigaciones, Claudio Orellana Torres.

Roberto Alvarez


04/09/2008 - 17:51

Luego que el Ministerio Público formalizara la investigación por cuasidelito de homicidio en contra del inspector de la Policía de Investigaciones (PDI) de iniciales, J.A.A.O, por su presunta responsabilidad en el disparo que recibió el entonces jefe de la Brigada de Robos (Biro) de Antofagasta, Claudio Orellana Torres, en un confuso procedimiento policial, éste negó la autoría del hecho.

Escuetamente el policía, de 30 años, no reconoció su responsabilidad en el disparo al superior, luego que hoy el juez del Tribunal de Garantía, Rodrigo
Araya, le consultara en el inicio de la preparación del juicio oral simplificado, si se hacía cargo del delito.

Si el inculpado hubiera aceptado la autoría, podría haber optado a una pena menor de 301 días. Al negar los hechos, la causa será derivada a un juicio efectivo, arriesgando una pena mayor de 541 días.

El subcomisario Orellana falleció el 9 de abril de 2007, tras permanecer 10 días en estado de gravedad, luego que en la intersección de las calles Paposo con Solón Salas resultara herido de bala en el tórax, mientras se producía un enfrentamiento con pobladores, que tenía por objetivo recuperar el arma de un compañero, que había sido robada y que se presumía era portada por un antisocial del sector.

El detective no contaba con chaleco antibalas al momento del incidente y el procedimiento no había sido autorizado por la Fiscalía Local de Antofagasta, que en reiteradas ocasiones ha dicho que éste se realizó "en forma unilateral", irregularidades que fueron establecidas en un sumario que efectuó la policía civil, y que motivó el retiro anticipado del Jefe de la II Región Policial, prefecto Manuel Fernández, y del jefe de la prefectura Antofagasta, Ricardo Ruz Guzmán.

PLAN INTIDELICUENCIAL SELECTIVO
Tras el incidente los pobladores de la población Bonilla, reconocido como una de los más peligrosos de la ciudad, afirmaron no portar armas, y señalaron que la policía "actúo con violencia y agresividad" en lo que oficialmente se conoció como Plan Antidelicuencial Selectivo (Plas), donde generalmente los efectivos policiales realizan controles de identidad.

En el sitio del suceso, los pobladores, hallaron una serie de balines percutados por personal policial, lo que confirmaría que se produjo una balacera. Orellana habría estado cerca de siete funcionarios, quienes deberían declarar en el juicio. "Queremos que se sepa la verdad. Acá hubo gente que mintió y nadie dice nada. Espero que ahora hablen", dijo el padre del fallecido, Lionel Orellana, quien ha increpado en varias ocasiones a la jefatura de Investigaciones.

El juez Araya determinó para el 22 de octubre la preparación del juicio oral, y para el 17 de noviembre el juicio oral simplificado, donde se determinará si el inspector inculpado es culpable o inocente en el disparo que le ocasionó la muerte a Orellana. El inspector se encuentra en servicio activo y hoy trabaja en los Andes.