latercera.cl

26 de septiembre de 2008

NACIONAL

Sujeto mató a puñaladas a drogadicto en conflictiva población de Antofagasta

El hombre, que aún no está identificado, le propinó nueve heridas a la víctima, una de las cuales  le alcanzó el corazón.

Roberto Álvarez, Antofagasta.


25/09/2008 - 19:28

O un ajuste de cuentas o una simple discusión motivada por las drogas. Esa son las dos aristas que investiga la Brigada de Homicidios (BH) de la policía civil en Antofagasta, luego que un sujeto, aún no identificado, apuñalara a Cristián Arturo Digoy Farías (32), quien falleció esta madrugada en el Servicio de Cirugía del Hospital Regional Leonardo Guzmán.

El hombre presentaba nueve heridas en la zona torácica anterior y posterior, de las cuales cuatro penetraron su cuerpo. Una de éstas fue fatal: le alcanzó el corazón, lo que le produjo la muerte a raíz de un taponamiento cardíaco, según la autopsia realizada por el Servicio Médico Legal (SML) de la nortina ciudad.

Digoy vivía en la población Las Parinas, una de las más complicadas del norte de Antofagasta, y donde se han vivido varios hechos de sangre. El más recordado ocurrió en marzo de 2007 cuando falleció el entonces jefe de la Brigada de Robos (Biro) de la Policía de Investigaciones (PDI), Claudio Orellana Torres, en un confuso procedimiento policial.

"HAY MUCHA DROGA"
En el sector existe pena por la muerte de Digoy, pese a que era drogadicto. "No hacía nada, se dedicaba a estar acá con sus amigos. A veces trabajaba", dijo un familiar, quien no ocultó que fuera consumidor de pasta base de cocaína. "Acá hay mucha droga, todos fuman, y él también lo hacía", afirmó.

El asesinato se produjo en la intersección de las calles Raúl Cisternas con María Elena. De ahí la víctima se habría trasladado hasta su casa, ubicada a menos de 50 metros, donde cayó desangrado, siendo atendido por personal del Servicio de Atención Médica de Urgencias (Samu), que lo derivó al recinto asistencial.

Según una amiga del hombre, el sujeto –quien no tenía antecedentes policiales- habría fallecido sólo por una discusión. "Él estaba en la esquina de su casa con un amigo, y un tipo que iba pasando le pidió fuego para prender algo. Mi amigo se negó. El tipo se devolvió a su casa, 'se cargó', volvió, y lo apuñaló", afirmó la mujer, quien no quiso identificarse.

Con este antecedente la policía trabaja en el hallazgo del posible homicida, quien viviría por el mismo sector, y que también sería consumir de estupefacientes. De hallarlo, y que éste reconozca su participación, restaría encontrar el arma cortopunzante con la cual cometió el delito, pues aún no ha sido hallada.