latercera.cl

15 de octubre de 2008

NACIONAL

Denuncian que farmacias comercializan información de recetas médicas con laboratorios

Una grave irregularidad salió a la luz pública esta noche, en la cual se rompe la normativa del código sanitario en varias sucursales de la Región Metropolitana.


15/10/2008 - 01:33

Farmacias recibirían pagos por parte de laboratorios por información confidencial.

Graves irregularidades en la venta de medicamentos en las grandes cadenas de farmacias mantienen preocupadas a las autoridades de salud.

Denuncias anónimas y el reconocimiento de una poco fiscalizada práctica viola la normativa expresada en el código sanitario respecto de la ética médica y la confidencialidad sobre las prescripciones para los pacientes.

Datos entregados al programa Contacto de Canal 13 y la posterior investigación periodística descubrió que en muchas farmacias del país se pagan comisiones a los vendedores  de las sucursales para vender determinados productos. Lo que se realiza es una orientación de venta a través del sistema computacional de las farmacias, que indica cuánto dinero se percibe si se vende el medicamento de un laboratorio de prestigio en desmedro de uno genérico.

La diferencia en el valor alcanza hasta un 150 por ciento, y esa información se oculta a los clientes en la pantalla orientada hacia el otro lado del mesón con afiches publicitarios.

Sin embargo, para obstaculizar que el cliente exija llevarse un medicamento genérico (por los cuales se obtiene una baja comisión) muchos vendedores piden receta médica para remedios alternativos, algo que no se aplica cuando se solicitan los productos de marca. La denuncia fue realizada por "Carlos", un informante anónimo que colaboró en el reportaje y cuyas afirmaciones fueron comprobadas por el equipo periodístico, poniendo a prueba a las farmacias al pedir una misma denominación de distintos laboratorios.

Pablo  Rodriguez, presidente del Colegio Médico, calificó dicha práctica de "corrupta y francamente poco ética", algo que contrasta con el argumento del denunciante, quien sostiene que "me conviene más vender el medicamento de la empresa, porque además yo soy evaluado por eso".

Según el código sanitario, quien adultere o interfiera una prescripción médica está haciendo ejercicio ilegal de la profesión de médico y poniendo en riesgo la salud de la población", situación que podría estar asociada a la venta no recomendada por el médico tratante.

La doctora Helia Valencia ha recibido también varias denuncias de este tipo. Ella asegura que en la jerga farmacéutica esta práctica es denominada "Canela",  "es un término selectivo para llamarle a la coima", señaló. Esta irregularidad va en contra de toda norma ética, y "en medicina, la ética no se puede transar", asegura la facultativa.

VENTA DE INFORMACIÓN DE RECETAS: MILLONARIAS TRANSACCIONES
Pero las comisiones asociadas a las ventas de medicamentos no es el único hecho que se denunció.

Empresas de laboratorios médicos pagarían a las cadenas de farmacias para que éstas entreguen la información de las recetas de los pacientes, con el objetivo de llevar un completo registro de los medicamentos más solicitados.

El contenido de las recetas médicas sólo puede revelarse con el consentimiento expreso del cliente y de manera escrita, según indica el código sanitario. No obstante, las empresas mantienen a promotoras en las sucursales, las que de manera oculta fotocopian en cosa de segundos las recetas para obtener la información de los medicamentos solicitados e incluso los nombres de los clientes.

En Chile, dos empresas se dedicarían a este rubro y pagarían hasta 120 millones de pesos a las cadenas cada año por esta práctica, según se supo tras la denuncia.

El presidente del Colegio Médico dijo respecto de este hecho que "en general los médicos tenemos una formación ética que no nos permite eso" y que son pocos los farmacéuticos que incurren en este ilícito, aseguró quien hasta hace seis años era presidente del laboratorio Recalcine.

La vicepresidenta del Colegio Químico Farmaceútico, María Soledad Velásquez, denunció que "se vende la información de qué producto se prescribe y el nombre del médico. El nombre del paciente, también se que existe su venta".

Por su parte, Luisa González, del Departamento de Profesiones Médicas y Farmacias de la Seremi de Salud, sostuvo que "sabemos de las cosas que ellos usan para poder engañar a la autoridad", pero asegura que no existe la cantidad de fiscalizadores suficiente para las 52 comunas del la Región Metropolitana.