latercera.cl

19 de mayo de 2008

NEGOCIOS

Roberto Angelini: Estamos empeñados en invertir en Chile, para apoyar su desarrollo

El presidente de Empresas Copec señala que su apuesta en el negocio de la energía es de largo plazo y "apunta a tratar de tener una independencia energética" para el país.

Valeria Ibarra Maldonado


18/05/2008 - 10:12

Roberto Angelini Rossi, timonel de uno de los mayores grupos empresariales chilenos, tiene su mirada puesta en el sector energético y en Chile, en momentos en que el alto precio de la electricidad está dificultando el desarrollo de algunos proyectos en el país.

Renuente a hablar de los problemas que enfrenta Chile, el sobrino del fallecido empresario Anacleto Angelini, prefiere, en cambio, referirse a las oportunidades que advierte allí donde otros ven dificultades y se define a sí mismo como un "optimista" en relación con la marcha económica.

En el campo energético, en particular, advierte que la apuesta del grupo es de largo plazo. Su más reciente inversión es una planta de Copec Combustibles en Mejillones, que demandó US$ 22 millones. El próximo paso, comenta Angelini, es inaugurar un terminal similar en Calbuco en el año 2009, para abastecer al sur del país.

"Todas las inversiones de Copec, que suman en torno de US$ 115 millones entre 2003 y 2009, son de largo plazo. Son inversiones que se van a ir instalando de norte a sur del país y que van a permanecer", sostiene.

El conglomerado no sólo apuesta a los combustibles. También a la energía eléctrica. "Participamos de la explotación de carbón en Isla Riesco para generar energía eléctrica. Esto puede hacerse vendiendo el carbón o construyendo centrales para generación", afirma Angelini, presidente de la compañía, la mayor industria del país y valorada en Bolsa en más de US$ 20.500 millones.

¿Es optimista sobre el desarrollo de Chile y de cómo se están enfrentando los problemas?

Siempre soy optimista, siempre trato de que las cosas sean buenas y que en definitiva se haga todo.

¿Diría que el país va bien?

Va avanzando. A veces más lento, a veces más rápido, pero lo importante es que lo está haciendo.

EL NEGOCIO ENERGÉTICO
¿Empresas Copec o Copec Combustibles han pensado invertir fuera del país?

No por ahora. Pero en el futuro puede ser. Nunca uno puede negarse a estudiar oportunidades.

¿Y los han invitado, por ejemplo, a comprar los activos de Shell en Argentina?

No, no nos han invitado. Pero tuvimos actividades en el extranjero tiempo atrás:  una sociedad con Enap llamada Clapsa, una compañía que tenía inversiones en Ecuador, pero que luego se liquidó. Copec no está impedido de invertir afuera, no tenemos ninguna condición anti-inversión en el exterior. Pero no está hoy día en nuestros planes.

¿Depende de que se presente una buena oportunidad?

Estamos empeñados en invertir en Chile, en hacer este tipo de inversiones de largo plazo -como estanques para combustibles líquidos que  inauguramos en Mejillones- para ir apoyando el desarrollo del país y de la economía. También, como Copec, estamos invirtiendo en la zona central a través del terminal de Quintero y más al sur la planta de Calbuco, para abastecer todo el sector sur de Chile.

Esta planta se pensó cuando todavía no cortaban el gas de Argentina. ¿Por qué se adelantaron a esa coyuntura?

Yo creo que fuimos visionarios. Uno va a viendo cómo viene el desarrollo y cómo va creciendo el negocio de nuestros clientes.  Quienes manejan Copec -que están justamente para eso- van haciendo pronósticos y viendo escenarios y haciendo proyectos que luego se presentan ante el directorio y se van concretando. La "gracia" está en que siempre nos adelantamos a la coyuntura.

¿Y cómo ve el escenario energético que enfrenta el país?

Complicado, muy complicado. Por eso estamos en esto, trabajando.

¿Considera que la crisis energética puede frenar el desarrollo de inversiones?

Esperemos que no. Nuestras inversiones aquí en el país apuntan a tratar de tener una independencia energética, que Chile tenga la capacidad para poder moverse independientemente de lo que ocurra en su entorno, que tenga una matriz energética independiente. Eso es todo lo que se está haciendo. Cada uno de nosotros está tratando de poner un granito de arena en esa tarea. Nosotros con nuestras plantas, otras empresas con otra cosa y así.

¿Fue un error apostar al gas argentino?

No se puede decir que fue un error, porque en su momento fue una muy buena fuente de energía y sigue siéndolo, pero debemos tener la flexibilidad para poder tener energía de otras partes, que es lo que se está haciendo ahora con el petróleo (en la planta Copec) y luego en el GNL tanto en Quinteros como acá, en Mejillones. Y en eso estamos.

EL DÍA