latercera.cl

12 de agosto de 2008

NEGOCIOS

Precios mayoristas de Japón saltan en julio al máximo en 27 años

La inflación anual de los precios mayoristas de Japón aumentó los temores de que los altos costos de la energía y las materias primas estén afectando a las firmas y llevando a una recesión.

Reuters


12/08/2008 - 08:58

La inflación anual de los precios mayoristas de Japón saltó al 7,1% en julio, un máximo en 27 años que superó las expectativas, incrementando los temores de que los altos costos de la energía y las materias primas estén afectando a las firmas y llevando a una recesión.

La fuerte inflación mayorista se conoce en momentos en que crecen las preocupaciones de que pueda haber terminado la recuperación más larga de la posguerra en Japón, pues las exportaciones, principal motor de la segunda economía del mundo, se frenan ante la desaceleración global.

"En el corto plazo, el alza perjudicará a los beneficios corporativos y la inflación de costos pesará sobre la economía por algún tiempo mientras entra en una recesión", dijo Naoki Iizuka, economista de Mizuho Securities.

Aún así, dada la reciente caída de un 20% en los precios del petróleo y las bajas en los precios de muchas otras materias primas desde inicios de julio, algunos economistas dijeron que la inflación mayorista pronto podría tocar su techo.

El aumento en el año a julio de los precios mayoristas, medidos por el índice de precios de bienes corporativos, excedió el consenso de las proyecciones del mercado de una subida de 5,8% y resultó muy superior a la cifra anual de 5,6% en los datos de junio.

Como en otros países desarrollados, los precios mayoristas de Japón están subiendo al ritmo más veloz desde 1981, cuando la inflación se aceleraba luego de la denominada segunda crisis del petróleo.

En Estados Unidos, la inflación anual de los precios al productor llegó al 9,2% en junio mientras que en Alemania, la inflación mayorista alcanzó el 9,9% en julio. En ambos casos, también fueron máximos en 27 años.

La rápida subida de los precios mayoristas ha golpeado a las firmas japonesas, que no han podido trasladar gran parte del incremento de costos a los consumidores dado el estancamiento del consumo doméstico.

Funcionarios del Gobierno dicen que podría haber terminado el período de crecimiento económico que empezó en el 2002, y cada vez hay más temores de que se produzca una recesión, al menos bajo la definición japonesa de un declive del ciclo económico.

EL DÍA