latercera.cl

2 de septiembre de 2008

NEGOCIOS

Empresarios chilenos y argentinos: Producción en Latinoamérica requiere de mayor innovación

Funcionarios de las cancillerías y empresarios de ambos países se reunieron en el Foro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, organizado por la embajada de Chile en Buenos Aires.

Ansa


02/09/2008 - 01:55

En el marco del Foro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, organizado por la embajada de Chile en Argentina, y que contó con la participación de funcionarios de las cancillerías de ambos países, empresarios argentinos y chilenos coincidieron que en Latinoamérica se requiere de fortalecimiento de centros tecnológicos a fin de mejorar la producción.

En general, en el foro se coincidió en que "el fortalecimiento de la producción regional requiere de centros tecnológicos que respondan a la necesidad de mejorar la calidad de producción a través de la innovación", cuya visión también fue compartida por los ministerios de Economía y los organismos de ciencia y tecnología de ambos países.

Durante la cita se expusieron algunos ejemplos de innovación y desarrollo tecnológico como la producción de vinos chilenos y de maquinaria agrícola argentina.

Elenea Carretero de Gómez, gerente general del consorcio chileno Vinnova-Tecnovid, aseguró que Argentina y Chile "deben ser aliados a partir de la innovación, en vez de competir" por terceros mercados.

Carretero de Gómez destacó el modelo de consorcio entre las empresas y las universidades impulsado por el gobierno chileno desde hace dos años y medio, que "ha vinculado al investigador académico con la industria".

"El investigador no estaba investigando con la industria y su investigación no era rentable, mientras que la industria se privaba de sus conocimientos", explicó la directora de Vinnova-Tecnovid.

El nuevo modelo de consorcio en el sector viñatero chileno reparte entre la empresa privada y las universidades el paquete societario en partes iguales, mientras que el estado aporta subsidios a la investigación.

El capital inicial de Vinnova-Tecnovid fue de 10 millones de pesos chilenos, aportados 60 por ciento por los privados y 40 por ciento por el estado.

Actualmente, Vinnova-Tecnovid agrupa a 95 viñas que aportan 95 por ciento de las exportaciones y cuenta con 78 investigadores.

"Chile es el quinto país exportador de vino del mundo por valor de mil 200 millones de dólares anuales y pretende convertirse en el cuarto exportador mundial, con calidad rentable" completó Carretero de Gómez.