latercera.cl

9 de noviembre de 2008

NEGOCIOS

Venezuela y Rusia inician perforación de gas natural

El Golfo de Venezuela alberga una reserva de 27.000 billones de pies cúbicos de gas.

AP


08/11/2008 - 02:36

El Presidente Hugo Chávez inauguró el viernes su primer proyecto de gas natural ruso-venezolano en el Golfo de Venezuela, elogiando la estrecha cooperación energética entre los dos países a fin de contrarrestar al "imperialismo" de Estados Unidos.

Usando cascos protectores, Chávez y el viceprimer ministro de Rusia, Igor Sechin se congregaron con los trabajadores de la empresa estatal venezolana y la compañía estatal de gas de Rusia, mientras Gazprom iniciaba las exploraciones en la plataforma de perforación en el Golfo de Venezuela.

"Estamos, Rusia y Venezuela, estableciendo una alianza estratégica", dijo Chávez en un discurso televisado desde la plataforma petrolífera.

"Ahora ha comenzado una nueva historia, porque somos libres, no somos una colonia y hacemos uso de nuestra libertad, nos hemos liberado del imperialismo yanqui, del modelo neocolonialista," agregó Chávez.

Venezuela tiene las más grandes reservas de gas natural, pero se habían mantenido intactas mientras el país se centraba en la producción de crudo.

El Golfo de Venezuela alberga una reserva de 27.000 billones de pies cúbicos de gas.

En el 2005, Gazprom ganó el contrato para ayudar el desarrollo de dos bloques de gas natural en el golfo como parte del Proyecto Rafael Urdaneta. Se prevé que el proyecto comenzará a producir gas dentro de cuatro a cinco años.

Chávez -un duro crítico de la política exterior de Washington en América Latina-, ha reducido sus vínculos con las empresas energéticas estadounidenses entre ellas, Exxon Mobil, Chevron y Conoco-Phillips a la vez que ha invitado a nuevos aliados mientras Rusia, China e Irán para ayudar a desarrollar las industrias de petróleo y gas natural en Venezuela.

Venezuela ha invitado a empresas petroleras rusas para que ayuden a desarrollar la cuenca del río Orinoco, reconocida como el mayor depósito de petróleo con una reserva de 1.200 millones de barriles de crudo pesado.

Las empresa rusas estudian la construcción de una refinería por un valor de 6.500 millones de dólares para procesar el crudo tan grueso como brea. Esa inversión permitiría a Venezuela independizarse de las refinerías estadounidenses que ahora procesan gran parte de su crudo.