latercera.cl

14 de noviembre de 2008

NEGOCIOS

Goldman Sacks: GM requiere US$25.000 millones de ayuda federal para seguir viva

Las acciones de GM, que se desplomaron esta semana a un mínimo de 65 años, cedían un 7,47%.

Reuters


13/11/2008 - 15:26

Goldman Sachs suspendió su calificación sobre General Motors Corp y dijo que la automotriz necesita al menos US$22.000 millones de ayuda federal para sobrevivir a una profunda crisis de la industria.

El Gobierno de George W. Bush dijo que podría desembolsar los US$25.000 millones ya aprobados por el Congreso, pero respondió fríamente a un plan de ayuda que está siendo delineado por los demócratas y que contempla el uso de parte del paquete de rescate financiero de US$700.000 millones para proveer liquidez adicional a la golpeada industria automotriz.

Goldman Sachs previó que el mayor fabricante de autos de Estados Unidos cerrará el 2008 con US$12.500 millones  en efectivo, en la mitad del rango de US$11.000 millones a US$14.000 millones que según GM necesita para operar, lo que requiere que GM acuda al Gobierno en busca de ayuda.

Las acciones de GM, que se desplomaron esta semana a un mínimo de 65 años, cedían un 7,47% a las 17:55 GMT, mientras el mercado aguarda por los detalles sobre si el Gobierno seguirá adelante con el plan de ayuda a la industria.

Goldman Sachs sostuvo que es sumamente probable que haya un nuevo programa de apoyo, aunque no está claro cuándo.

Además, JPMorgan recortó el jueves su calificación sobre GM a "neutral", desde "desempeño por encima del promedio del mercado", y dijo que la empresa necesita "algo inmediatamente" para llegar a fin de año.

JPMorgan, que también rebajó su estimación sobre el precio objetivo de la acción de GM a US$1,84, desde US$3,08, indicó que un rescate gubernamental podría alcanzar fácilmente los US$30.000 millones, salvo que GM reestructure sus vastas obligaciones.

Las advertencias se suman a una serie de previsiones sombrías por parte de los bancos Wall Street luego de que GM reportó el viernes una pérdida y un gasto de efectivo por encima de los anticipado en el tercer trimestre.

Los analistas han advertido que cualquier ayuda gubernamental, que consideran imprescindible para la
supervivencia de GM hasta inicios del 2009, tendrá un costo significativo para los actuales accionistas.

Los legisladores de Estados Unidos han dicho en los últimos días que podrían respaldar los esfuerzos por ayudar a la afligida industria más allá de los 25.000 millones de dólares en préstamos de bajo interés ya aprobados.

La semana que viene, los legisladores sostendrán una audiencia para considerar un proyecto de ley que brinde otros US$25.000 millones en préstamos federales a los fabricantes de autos de Estados Unidos, posiblemente usando parte del programa de rescate financiero de US$700.000 millones promulgado el mes pasado.