latercera.cl

27 de mayo de 2008

TENDENCIAS

La reinvención de la Nasa y la eficiencia en los procesos

Tras el plan de reformulación impulsado por la agencia espacial Nasa , se logró bajar el costo de enviar una libra al espacio desde US$ 10 mil a sólo US$ 1.000.


27/05/2008 - 08:53

En 1997, se hizo una auditoría a 32 organizaciones públicas de EE.UU. y, debido a los altos presupuestos que manejaban sin dar grandes beneficios, se les dio un plazo de cuatro años para reformularse.

Por esto, la Agencia Nacional Aeroespacial (Nasa) se vio obligada a reinventarse y, fruto de esto, creó un plan que resultó ser un modelo de cómo hacer investigaciones de alto impacto con un grado mayor de eficiencia en la inversión.

Tras un diagnóstico de los principales problemas y nudos críticos en que los fondos se desperdiciaban, lo primero fue fijar metas claras, entre las que se establecieron  explorar el Sistema Solar, desarrollar avanzadas tecnologías tanto para el campo aeronáutico como para el espacial y bajar los costos de producción. Es así, que lograron bajar el valor de enviar una libra al espacio desde US$ 10 mil dólares a sólo US$ 1.000.

De hecho, la misión del Phoenix y sus posibles hallazgos tendrán un costo bastante aceptable para la agencia: US$ 457 millones. Reorganizar la planta y concentrarse en desarrollar tecnología más eficiente fue otra de las metas. Así fue que comenzaron a trabajar en alianza con agencias espaciales europeas para optimizar el uso de los transbordadores espaciales y la Estación Espacial Internacional.

También ampliaron su campo de acción a ofrecer servicios a instituciones, creando así una estación de monitoreo climático, con la que se ha avanzado en el conocimiento del medioambiente. A su vez, se establecieron convenios con instituciones como la Administración Federal de Aviación (FAA), ayudando así a reducir las tasas de accidentes aéreos, disminuir las emisiones de CO2, el costo de los vuelos y el ruido que producen las aeronaves.

Con esto, además subieron la satisfacción de los trabajadores de la Nasa, pues tras el plan de reinvención el 78% de los empleados estaba contento con su trabajo, llegando a ser la institución gubernamental mejor evaluada por sus propios trabajadores.

EL DÍA