latercera.cl

31 de julio de 2008

TENDENCIAS

ONU advierte que la homofobia impide el progreso contra el Sida

Las relaciones heterosexuales sin protección son responsables de la mayor parte de los contagios, aunque en algunos países como Cuba el principal factor parece ser el sexo entre hombres.

EFE


30/07/2008 - 13:30

La ONU advirtió que la persistencia de un ambiente homofóbico en Latinoamérica impide el avance de la lucha contra la epidemia del Sida pese al progreso alcanzado en prevención y tratamientos en los últimos años.

El director del Programa de Naciones Unidas sobre el Sida (ONUSIDA), Peter Piot, señaló durante la presentación del Informe Mundial 2008 del organismo, que la epidemia en Latinoamérica sigue concentrándose entre los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres.

"Eso lo hace mucho más difícil debido al ambiente homofóbico, el hecho de que por ello los recursos no se invierten en donde más se necesita y muchas de las actividades en este campo se lleven a cabo de manera oculta", aseguró.

El mismo problema se observa en Centroamérica, donde aseguró que factores como la emigración, la homofobia y la discriminación de las poblaciones indígenas hacen que algunos segmentos de la población sean muy vulnerables a la epidemia.

Por ello, consideró muy oportuno que México reciba del 3 al 8 de agosto la XVII Conferencia Internacional sobre el Sida, la primera vez que este encuentro mundial se celebra en un país latinoamericano.

"Esperamos que esto sirva para que se presente atención sobre lo que ha menudo ha sido un continente olvidado por la comunidad global", apuntó Piot.

El nuevo informe de ONUSIDA afirma que 1,7 millones de centro y suramericanos eran portadores del virus del VIH en 2007, de los que 140.000 se infectaron el año pasado.

En el caso del Caribe, cerca de 20.000 personas se infectaron en 2007, lo que hizo aumentar a 230.000 el número de víctimas en la región.

Asegura el documento que a pesar de estos incrementos se puede considerar que la epidemia se ha estabilizado en las dos regiones, en las que una media del 62% de los enfermos que necesitan tratamiento con antiretrovirales lo reciben.

Brasil, con un 40% de todos los casos de la región, y México siguen siendo los dos países más afectados por la epidemia en el continente, en que el Sida se cobró 63.000 vidas el año pasado.

En el caso mexicano, el informe advierte de que el 57% de los diagnósticos de VIH se atribuyeron a relaciones homosexuales en las que no se emplearon medidas de protección.

Las prostitutas también siguen siendo un segmento vulnerable de la población, particularmente en Centroamérica, donde gobiernos como el de Honduras han iniciado programas de promoción del uso de condones para prevenir contagios.

El estudio destaca que el intercambio de jeringas entre drogadictos es un factor todavía importante en el incremento de contagios en el Cono Sur, aunque su número se ha ido reduciendo.

Piot recordó en la presentación del informe que el Caribe es después del África subsahariana el área del planeta más afectada por el VIH/Sida, que el año pasado causó unas 14.000 muertes en la región.

El Sida es todavía una de las principales causas de muerte entre los caribeños de entre 25 y 44 años, aunque el considerable incremento del acceso a los tratamientos antiretrovirales se espera que reduzca el número de contagiados por el virus VIH que desarrollan la enfermedad.

Advierte que la epidemia en el Caribe se sitúa en un contexto de altos niveles de pobreza, desempleo, desigualdades sociales y de género, además del considerable tabú que rodea a este asunto, lo que en conjunto contribuye a la propagación de la enfermedad.

Haití y República Dominicana, los dos países que comparten la isla de La Española, siguen siendo las dos naciones más afectadas por el VIH/Sida en el Caribe, según ONUSIDA.

EL DÍA