latercera.cl

7 de agosto de 2008

TENDENCIAS

Sal encontrada en el suelo de Marte no es mala para la vida

Así lo aseguraron científicos de la misión Phoenix, quienes agregaron que el perclorato encontrado está también presente en el desierto de Atacama y es usado por algunos organismos como fuente de energía.

AP


05/08/2008 - 22:28

Los rastros de un ingrediente del combustible de cohetes hallado en el suelo marciano no necesariamente disminuirían las posibilidades de vida, dijeron el martes los científicos de la misión enviada a ese planeta.

La nave Phoenix de la Nasa encontró el compuesto químico perclorato, una sal muy oxidante, anteriormente en el mes en muestras de suelo excavadas cerca de la superficie marciana. En la Tierra puede ser hallado en forma natural en el desierto de Atacama, en Chile, donde algunos organismos lo usan como fuente de energía.

"Sabemos que los microbios pueden existir muy felizmente bajo condiciones oxidantes", dijo el científico del Phoenix, Richard Quinn, del Centro de Investigaciones Ames de la Nasa. "La historia podría resultar similar para Marte. No sabemos todavía".

El sorpresivo descubrimiento ocurre a menos de dos meses de que los científicos informaran que el suelo cerca del polo norte marciano era similar a terrenos en la Tierra donde productos como el espárrago, los guisantes y los nabos podrían crecer. La presencia de perclorato, sin embargo, indicaría que el suelo marciano es muy diferente de lo que se pensaba.

Sin embargo, los científicos insistieron en que ello no impacta negativamente en la habitabilidad del planeta.

"Por sí mismo, esto no es ni bueno ni malo para la vida", dijo el jefe de científicos Peter Smith, de la Universidad de Arizona en Tucson, acerca del compuesto.

Algunos investigadores que no participaron en la misión, de 240 millones de dólares, se mostraron menos animados al respecto.

"El perclorato no es algo especialmente agradable para encontrar en el suelo", dijo el astrobiólogo Kenneth Nealson, de la Universidad del Sur de California. "Nadie que busque vida estaría feliz de verlo en cualquier cantidad abundante".

Aunque algunos microbios en la Tierra se alimentan de perclorato, "no es una molécula que la mayor parte de los seres vivos elijan", dijo Nealson.

Phoenix llegó a las planicies árticas marcianas el 25 de mayo, para determinar si la región podría haber permitido la vida, en el pasado o en la actualidad. Confirmó la presencia de hielo en el sitio donde llegó, pero hasta ahora no ha encontrado las bases para la vida orgánica formada a partir del carbono.

EL DÍA