latercera.cl

11 de agosto de 2008

TENDENCIAS

Afirman que cinco millones de personas tienen Alzheimer en Iberoamérica

Expertos reunidos en Buenos Aires afirmanron que el aumento se vincula al envejecimiento de las sociedades a raíz de un incremento de la población de personas mayores.

EFE


09/08/2008 - 13:42

Unos 5 millones de personas sufren de Alzheimer en Iberoamérica, aunque la cifra puede elevarse a 8,5 millones en 20 años, advirtieron expertos durante una conferencia internacional que concluye hoy en Buenos Aires.

"Pero, en total, hay 20 millones de afectados en esta región si se incluye a los familiares, a quienes les cambia la vida a partir de esta enfermedad", señaló el presidente de la asociación Alzheimer Iberoamérica, el español Emilio Marmaneu, durante el encuentro, al que asistieron representantes de 18 países.

El titular de la entidad afirmó además que la cantidad de afectados por esta enfermedad neurológica, que al momento no tiene cura, "aumenta de forma muy importante" en varios países, como España.

En Argentina, en tanto, los asistentes a la II Conferencia de Alzheimer Iberoamérica estimaron que existen dos millones de personas afectadas directa o indirectamente por este mal.

"El incremento está vinculado al envejecimiento de las sociedades a raíz de un crecimiento de la población de personas mayores. Y también está relacionado a que más gente se incorpora al mundo del consumo y a las ciudades. En el campo, los índices de Alzheimer son menores", manifestó Marmaneu, titular de la Confederación Española de Alzheimer.

Durante la reunión, iniciada el pasado miércoles, los asistentes debatieron sobre el impacto de este mal en el grupo familiar y reclamaron la aplicación de políticas públicas para una mejor atención del paciente.

También analizaron los tratamientos existentes y los primeros pasos de una investigación que busca desarrollar un fármaco para curar la enfermedad, la cual se ubica en su fase inicial.

El Alzheimer, de carácter degenerativo, se desarrolla progresivamente deteriorando facultades motrices e intelectuales, como la memoria, el cálculo, el lenguaje y el razonamiento.

"En la actualidad, no tiene curación ni tratamiento farmacológico. Solo se puede mejorar la calidad de vida con tratamientos de estimulación cognitiva, que permiten retrasar unos años el avance de la enfermedad y paliar síntomas", sostuvo Marmaneu.

 

EL DÍA