latercera.cl

20 de octubre de 2008

TENDENCIAS

Alertan sobre las principales enfermedades mortales en China

Autoridades chinas señalaron que el cáncer, la hipertensión y el tabaquismo son algunas de las enfermedades crónicas que están causando el mayor número de muertes en ese país.

Reuters


20/10/2008 - 10:25

Las enfermedades crónicas como el cáncer y las dolencias respiratorias y cardíacas son bombas de tiempo en China y sus habitantes deben reducir la ingesta de comidas con grasa y sal, además de dejar de fumar y comenzar a hacer ejercicio, indicaron expertos sanitarios.

Los chinos cada vez más acaudalados de zonas urbanas y rurales consumieron entre un 25% y un 100% más de grasa por día en el año 2002, comparado con 1982, lo que eleva el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y cáncer, escribieron los expertos en la revista médica "The Lancet".

El informe de investigadores de China y Estados Unidos, es parte de una serie especial sobre las reformas sanitarias en China.

Mientras que antes de la década de 1990 el país estaba plagado de enfermedades infecciosas, las dolencias crónicas son ahora el principal problema sanitario y representan un 74,1% de todas las muertes en el año 2005, frente al 47,1% en 1973, según los investigadores.

Aunque estas enfermedades crónicas están relacionadas con la vida más longeva de la población, hay varios factores de alto riesgo que también influyen en su desarrollo.

Además de una dieta con grasas, muchos chinos consumen una dosis relativamente elevada de sal diariamente, unos 12 gramos, lo que repercute en la hipertensión de unos 177 millones de adultos del país asiático.

Según datos chinos, un 22,8% de la población tenía sobrepeso en el año 2002, un 39% más que en 1992. Y un 7,1% de la población era obesa en el 2002.

LOS MAYORES FUMADORES DEL MUNDO
El texto también llamó la atención sobre el hábito de fumar en China.

"Uno de cada tres fumadores en el mundo es un varón chino (...) El consumo de cigarrillos aumentó hasta 2.022 millones en el 2006, un 17,4% más que en el 2002", indicó el reporte.

El fumador chino promedio consumió 15 cigarrillos por día en el 2002, por encima de los 13 registrados en 1984.

Según los investigadores, los costos derivados de este hábito probablemente serán grandes y China sufrirá una reducción de la productividad y más muertes prematuras.

"La hipertensión y el tabaco deberían ser prioridades sanitarias. La reducción de la ingesta de sal debería convertirse en una campaña nacional", escribió el equipo, encabezado por Yang Gonghuan, del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, en Pekín.

"Si la tendencia tabáquica actual continúa, 100 millones de varones chinos morirán (por causas asociadas al cigarrillo) entre el 2000 y el 2050 y muchos de sus familiares destinarán los ahorros de su vida en intentos desesperados para que reciban tratamiento", señalaron expertos.