latercera.cl

7 de noviembre de 2008

TENDENCIAS

Vientos monzónicos habrían influido en las dinastías chinas

Científicos aseguran que en periodos lluviosos a causa de los vientos monzónicos, los milenarios gobiernos chinos eran más exitosos.

DPA


06/11/2008 - 16:09

Foto : mundoculturas.blogia.com

Foto : mundoculturas.blogia.com

Según científicos chinos y estadounidenses, el viento monzón tuvo una fuerte influencia en el éxito de las dinastías que gobernaron en China hace 1810 años.

Estas conlusiones fueron obtenidas luego de que los expertos estudiaran con la ayuda de una estalagmita, un depósito de minerales de 1,18 metros de altura, en la caverna de Wanxiang en el noroeste de China.

En los anillos de crecimiento de la estalagmita los expertos pudieron determinar qué años fueron muy lluviosos y cuáles muy secos, indicó el equipo encabezado por Hai Cheng de la Universidad de Minnesota en Estados Unidos, en un artículo publicado en la revista "Science".

Al comparar estos datos con el éxito del gobernante de un momento dado, los científicos encontraron una clara correlación con la intensidad del monzón.

Los vientos monzónicos son periódicos y causan alta humedad e intensas lluvias en China.

PERIODOS LLUVIOSOS
Los años en los que el monzón era particularmente intenso y causante de muchas precipitaciones, las cosechas de arroz eran buenas, por lo que aumentaba tanto la población como el dinero en las arcas del Estado, concluyeron Hai Cheng y colegas.

En estos períodos de crecimiento económico también hubo gobernantes exitosos y fuertes, como por ejemplo la dinastía Song, en los años 960 a 1126.

En cambio, en los años en los que el monzón era débil, traía pocas lluvias.

ESCASAS PRECIPITACIONES
Entre los años 1580 y 1640 hubo escasas precipitaciones. Poco después, en el año 1644, terminó el dominio de casi 300 años de la dinastía Ming. Alzamientos de la población y falta de medios para reprimir las protestas condujeron a la caída de esta dinastía.

Modificaciones de las temperaturas en el hemisferio norte, debido a oscilaciones en la radiación solar, fueron la causa de este monzón débil.

Sin embargo, esta relación milenaria cambió a partir del año 1960, según las observaciones de los investigadores. Desde entonces, el viento monzón está cada vez más influido por las actividades humanas, en particular por la emisión de gases de efecto invernadero, hollín y aerosoles a la atmósfera.

Los expertos indicaron que según sus datos, los vientos monzónicos bajaron su intensidad en las dos décadas pasadas.