latercera.cl

17 de noviembre de 2008

TENDENCIAS

Franceses prueban una bebida nutritiva contra el cáncer

Se encuentra todavía en fase de pruebas clínicas con cánceres de próstata, digestivos y ginecológicos.

EFE


15/11/2008 - 12:41

Un equipo de investigadores están realizando ensayos con una bebida nutritiva que, según los primeros resultados, tendría un efecto de ralentización en la proliferación de las células cancerosas.

El director del grupo de terapéutica contra el cáncer del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) de Rennes, JacquesPhilippe Moulinox, destacó que "no se ha observado nunca ningún efecto indeseable, ninguna toxicidad" por tomar Castase, que es el nombre comercial de esta bebida.

En unas declaraciones publicadas hoy por "Le Parisien", Moulinox señaló que aunque Castase, que es un sustitutivo alimenticio, se encuentra todavía en fase de pruebas clínicas con cánceres de próstata, digestivos y ginecológicos, vistos los descubrimientos hechos hasta ahora "merecería que se pusiera a disposición de los pacientes".

En la primera fase de test, con hombres afectados por cáncer de próstata, se constató que en la mitad de los casos hubo una estabilización de las metástasis, en particular las óseas, así como una mejora de la calidad de vida de los enfermos y un efecto analgésico.

La compañía Nutrialys Medical Nutrition se ha lanzado a la comercialización de Castase, que no está catalogado como medicamento aunque en Francia es objeto de reembolso por la Seguridad Social y hay 160 facultativos que lo recetan y 500 pacientes lo utilizan como complemento de las terapias clásicas durante cinco semanas.

El principio de este producto es la ausencia de poliaminas, unas moléculas cercanas a los ácidos aminados presentes en la práctica totalidad de los alimentos.

"Cuando se demostró 'in vitro' hace más de veinte años que la ausencia de poliaminas inhibía la proliferación de células cancerosas, nos dijimos que era extraordinario" para obtener tratamientos, dijo el director de la investigación.

Pero en ese momento "nos dimos cuenta de que cuando las células cancerosas están bloqueadas en el interior (del organismo), se las arreglaban para ir a captar poliaminas en el exterior, en particular en la alimentación", de ahí el interés de Castase.

El producto, para el que se espera tener resultados de la actual fase de ensayos el año próximo, permite reducir el consumo de poliaminas hasta 8.000 veces respecto a una alimentación convencional.