latercera.cl

4 de mayo de 2008

TENDENCIAS

Buscan salvar a emblemática "rana dorada" panameña

La única forma de evitar que se extinga, es criarla en cautiverio como especie de exhibición.


02/05/2008 - 16:23

La "rana dorada", considerada casi un ícono cultural en Panamá y que incluso fue venerada por indígenas, ahora está al borde de la extinción y su futuro será vivir en cautiverio como una especie de exhibición.

El famoso anfibio y otras numerosas especies afrontan diversas amenazas, principalmente la de un letal hongo acuático que ataca en zonas altas y de bosques nubosos, lugares donde vivía esta especie.

Además de este hongo que se esparce desde hace años en las quebradas, la destrucción del entorno natural por el hombre amenazan con borrar del mapa en pocos años a este anfibio de color naranja y puntos o manchas negras, que pertenece a la familia de los "Atelopus", originaria de Sudamérica.

Para preservar esta y otras especies, entre varios veterinarios de zoológicos de Estados Unidos, crearon el Centro de Conservación de Anfibios de El Valle -que se ubica a 110 kilómetros al oeste de la capital panameña-, y que es catalogado como un experimento inédito en América Latina.

Los científicos han reportado unas 195 especies de anfibios en Panamá, incluyendo 34 "endémicas" o que solo tienen hábitat en una zona en particular, como la rana dorada, así como un total de seis especies del género Atelopus, característico por sus llamativos colores. A nivel mundial se documentan unas 6.000.

OBJETO DE CULTO
La especie era considerada por los indígenas panameños como una especie que daba suerte y fertilidad, realizando incluso figuras de oro con su imagen.

Además, en la actualidad se venden objetos de artesanía, anuncios publicitarios la toman como emblema y el gobierno la usa en los billetes de lotería, incluso una calle tiene el nombre del animal.

AP

EL DÍA