latercera.cl

17 de mayo de 2008

EDUCACION

Universitarios llaman a ministra de Educación a “solucionar los verdaderos problemas de la educación”

A través de una declaración pública los representantes de federaciones estudiantiles de distintas casas de estudio instaron a la autoridad a detener el diálogo y comenzar a trabajar por un cambio en el área.


15/05/2008 - 18:19

“¡No es la hora de parar. Es el momento de proponer y trabajar! Llegó la hora de solucionar, de una vez por todas, los verdaderos problemas de la educación chilena, que ya está lo suficientemente "parada" como para que nos detengamos nosotros también”. Con esas palabras los representantes de las distintas Federaciones de Estudiantes firmantes realizaron un llamado “urgente” ministra de Educación Mónica Jiménez realizar cambios profundos en el área.

La misiva estudiantil estuvo firmada por Felipe Bettancourt, presidente Federación de Estudiantes Pontificia Universidad Católica de Chile (FEUC);  José Piña, presidente Federación de Estudiantes Universidad de Concepción (FEC); Cristián Valdés, presidente Federación de Estudiantes Universidad Diego Portales (Fedep); Fernando Pavez, presidente Federación de Estudiantes Campus República Universidad Andrés Bello (Ferunab); Javiera Tapia, presidente Federación de Estudiantes Campus Casona Universidad Andrés Bello (Feccunab); Jorge Barrera, Secretario de Comunicaciones Federación de Estudiantes Universidad de Chile (FECH) y Leopoldo Ramírez, presidente del Consejo de Presidentes Universidad Santo Tomás (UST).

“¡No podemos seguir esperando! Exigimos, de una vez por todas, una educación de calidad. Sin buenos profesores, la educación chilena seguirá por el suelo. El Estatuto Docente protege a los malos educadores y no permite premiar y atraer a los buenos. Por eso, exigimos la derogación del Estatuto Docente”, señala el comunicado de los estudiantes.

En su carta las federaciones exigieron aumentar el monto de la subvenciones por alumno. Así como,  derogar la PSU, y que el financiamiento a la educación superior basado en el estudiante. “En su realidad socio-económica y sus capacidades. Queremos un Chile donde la diferencia entre una casa de estudios y otra esté determinada, exclusivamente, por su calidad educacional. Por eso exigimos la creación de un sistema de créditos con tasa subsidiada, donde el límite del financiamiento no sea un arancel de referencia fijado arbitrariamente, sino que cualquier carrera que cada estudiante libremente quiere seguir”, señala.

 

EL DÍA